Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 19 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:41

Llena tu jardín de primavera

Llena tu jardín de primavera

L a primavera ha llamado a la puerta, y nuestro jardín debe estar a la altura de la nueva estación. Por eso, el mes de marzo es la mejor fecha para ir preparándolo.

Especies para plantar

El principal protagonista, que vestirá la mayor parte del terreno, es el césped. “El manto verde” necesita una serie de cuidados, un proceso de mantenimiento, imprescindible para que luzca sano y fuerte. El primer paso es la plantación de la siembra, para lo cual debemos preparar el terreno. “Conviene que sea una tierra que drene bien, y que tenga suficiente riqueza, si no hay que mejorarla, porque una vez que se siembre el césped ya sólo podremos darle algo de alimento”, señala Víctor Blanco, del Jardín de la Rosa. A los 15 días empezará a verdear, y alrededor del mes y medio (aunque dependerá de las circunstancias meteorológicas) ya podremos tener un césped bien hecho.

Ahora toca mimarlo. Lo esencial es que no le falte humedad, pero sin encharcarlo. En esta zona, según Blanco, “se recomienda contar con un sistema de riego, ya sea por aspersión o difusión y si es automático mejor. Conviene darle poca cantidad de agua, pero muy a menudo”. El abono, para alimentar el terreno, se puede dar una vez al mes, de abril a octubre. Se recomienda cortarlo cada 10 o 15 días; y una o dos veces al año (sobre todo después de la última siega), el escarificado, que “consiste en quitar la pajilla que se queda muerta del césped, que crea una especie de colchón el cual es conveniente retirar”, comenta Víctor Blanco. Y por último, pero no menos trabajoso, es el estar muy pendiente de las malas hierbas, ya que en cuanto salgan es recomendable quitarlas, ya sea de manera manual o con herbicidas selectivos.

Además del césped, las flores y plantas son esenciales en un jardín, ya que le dan alegría con su colorido. Estamos en la temporada de plantar especies como los geranios, las petunias, las begonias, alegrías, domorfotecas o el ranúnculo.

Pero además, los jardines se están llenando de especies silvestres como “los pacharanes o las zarzamoras, que a la gente les gustan mucho. Y también de cítricos: naranjas, limoneros y mandarinos”, indican desde El Jardín de la Rosa.

Por otro lado, y si queremos darle un toque más especial a nuestro jardín, podemos optar por las plantas aromáticas o culinarias, en auge actualmente y con las que además de llenar la zona de una gran variedad de olores, podremos utilizarlas para darle vida a la cocina diaria. Algunas de estas especies son la lavanda, el filantro y las mentas