Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 15 de julio de 2020
  • Actualizado 06:53

La importancia de contar con amistades

Tanto en la edad adolescente como en la edad adulta, es importante contar con personas con las que compartir los buenos y malos momentos.
La importancia de contar con amistades
La importancia de contar con amistades
La importancia de contar con amistades

Tanto en la edad adolescente como en la edad adulta, es importante contar con personas con las que compartir los buenos y malos momentos. Hay gente sociable por naturaleza, que hace amigos de forma rápida en cualquier lugar, mientras a otros les cuesta algo más. De cualquier manera, tener amistades nos puede proporcionar enormes beneficios para la autoestima y la salud. 

Si eres tímido o te  has mudado recientemente a otra ciudad  y todavía no conoces a nadie, lánzate a hacer nuevos amigos en Bilbao, Madrid, Barcelona o en la ciudad en la que te encuentres, y disfruta de todos los beneficios que te aporta la amistad. 

Desde que somos pequeños aprendemos a convivir con otras personas, a tolerar, a compartir y a querer. Aprendemos el arte de tener amigos en la infancia que, en muchos casos, conservamos durante toda la vida. 

Nuestras amistades influyen en nosotros y, en cierto modo, contribuyen a dar forma a la personalidad, sobre todo en la adolescencia. Al convertirnos en adultos, es imprescindible tener personas a nuestro alrededor que nos alegren y nos ayuden a olvidar los problemas del día a día.

Beneficios de la amistad

Los humanos somos seres sociales. Necesitamos estar en contacto con otras personas para hablar, reír y olvidarnos del estrés del día a día. Entre los beneficios que aporta la amistad destacan los siguientes: 

  1. Nos proporciona momentos divertidos: tener un amigo es contar con alguien para los buenos y malos momentos. Cabe destacar la importancia de estar junto a alguien que te hace reír y olvidarte de tus problemas.
  2. Nos brinda apoyo en momentos de dolor: se dice que en tiempos difíciles se demuestra realmente la amistad verdadera. Y es que un amigo no quien solo está a tu lado cuando las cosas van bien. Una amistad verdadera te ayudará en los peores momentos de tu vida apoyándote, escuchándote y aconsejándote.
  3. Favorece nuestro crecimiento personal: a través de los amigos descubrimos y adquirimos nuevos valores.
  4. Mejora el equilibrio emocional: tener buenos amigos aumenta nuestra autoestima. Los amigos nos acompañan en diversas actividades, como deportes, conciertos, salidas nocturnas, etc. Las personas que no disponen de esta compañía optan por quedarse en casa en lugar de salir solos, lo que puede reducir la autoestima debido a pasar mucho tiempo solos sin relacionarse con nadie.

¿Cómo conservar las buenas amistades?

Por eso y por todos los beneficios que nos aporta, es necesario cuidar la amistad a diario. Para conseguir que una amistad dure a lo largo de los años, hace falta que ambas partes se comprometan. Dedicar tiempo a los amigos, hablar con ellos y mostrarte interesado por lo que ocurre en sus vidas o que problemas atraviesan es muy importante.

Las amistades verdaderas te apoyarán y estarán a tu lado tanto en los buenos como en los malos momentos. Si sabes que un amigo está atravesando un momento complicado, es importante que le ofrezcas tu ayuda y le escuches. Hazle saber que puede contar contigo incondicionalmente.

Para finalizar, un amigo no tiene que pensar como tú ni estar de acuerdo contigo en todo. Es necesario entender que sois personas que tienen diferentes opiniones en algunos aspectos y que eso es algo bueno y merece todo el respeto. Ser tolerante con tus amigos también te hará crecer como persona.