Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 14 de noviembre de 2019
  • Actualizado 13:20

Cómo evitar los robos en vacaciones

Consejos útiles para evitar los robos en el hogar durante las vacaciones

Cómo evitar los robos en vacaciones

Cuando nos vamos a ir de vacaciones y vamos a dejar la casa sola durante un tiempo, tanto si es por un largo periodo como de unos días, es conveniente tomar una serie de medidas básicas de seguridad para proteger nuestro hogar de posibles robos. Durante el verano suele producirse un aumento de los robos en hogares, ya que es la época en la que la mayoría de personas se marcha de vacaciones y deja su hogar solo durante un tiempo. Por ello, a continuación proponemos algunos consejos de gran utilidad muy fáciles de seguir que pueden evitar que los ladrones entren en casa.

Consejos para proteger el hogar durante las vacaciones

Una máxima que siempre se debe seguir es intentar simular que la casa está habitada y que los dueños no se han marchado de vacaciones. Los ladrones suelen esperar a esta época del año, buscando los hogares que se quedan vacíos para que el robo resulte más sencillo. Por ello, hay que ser precavido a toda costa y no delatar nuestra ausencia, siendo discretos en el momento de nuestra marcha.

En primer lugar, se recomienda decir que nos marchamos de vacaciones únicamente a las personas de mayor confianza, y mejor cuanta menos gente lo sepa. En este sentido, es importante no dejar constancia en las redes sociales, como en Facebook, en Instagram o en Twitter, de nuestra marcha, publicando que nos marchamos, el tiempo que estaremos fuera, el día en el que nos vamos, etc., pues nunca se sabe quién puede leer nuestras publicaciones o a cuánta gente pueden llegar. Tampoco conviene decirlo a muchos vecinos o amigos, porque se suele correr la voz enseguida. Por ello, también se aconseja pedir a los hijos, por ejemplo, que sean discretos y que no cuenten a todos sus amigos los planes de la familia. Es importante también, elegir un buen momento para salir y cargar el equipaje en el coche o marcharse con las maletas. Se recomienda salir lo más temprano posible para evitar las horas en las que más personas nos podemos encontrar por la calle. Además, si vamos a meter las maletas en el coche, lo mejor es hacerlo dentro de un garaje, si es posible y no hacer mucho ruido en nuestra marcha, para no alertar de nuestra salida a mucha gente.

Algunos expertos, como estos cerrajeros en Valencia, recomiendan poner cerraduras de seguridad. Merece la pena tener cierres de seguridad en la puerta de entrada, ya que son fáciles de instalar, tienen un coste bajo y dificultan en gran medida que alguien pueda forzar la cerradura. Si piensas que las cerraduras de tus puertas no son del todo seguras, puedes llamar a un cerrajero profesional para que lo evalúe y las cambie por otro tipo que ofrezca una mayor seguridad y que cuente con un sistema más novedoso y con la última tecnología anti robos.

También se puede optar por poner puertas blindadas, que son mucho más fuertes que las puertas normales y que hacen que sea casi imposible forzarlas.

Las alarmas deben ser revisadas antes de nuestra marcha, para comprobar que se encuentran en perfecto estado y asegurarnos de que no van a tener ningún fallo durante nuestra ausencia. Y, por supuesto, no debemos olvidarnos bajo ningún concepto de activarlas el día de nuestra marcha de vacaciones. Si el hogar no dispone de una alarma, sería bueno plantearse poner una alarma de calidad, ya que, a día de hoy, es el sistema de seguridad que más robos evita. También conviene tener un buen seguro de hogar, pues es la única forma de estar totalmente seguro.

Para hacer que la vivienda parezca que está habitada, es conveniente dejar las persianas a medio bajar. No se recomienda bajarlas del todo, ya que de esta forma, se sabrá que la casa está deshabitada. También se puede optar por poner un temporizador, que es capaz de subirlas y bajarlas cada cierto tiempo de manera automática. Sin embargo, las puertas y las ventanas deben permanecer completamente cerradas.

Las luces no deben estar siempre apagadas, ya que se podría sospechar de que la casa está deshabitada. Existen temporizadores para la luz que se activan a determinadas horas y encienden las luces de forma automática.

Si tienes a alguien de confianza, un amigo, un familiar o un vecino, puedes pedirle que se pase de vez en cuando a regar las plantas, y de paso, que suba y baje él mismo las persianas y que encienda las luces, para así despistar a los ladrones.

Por último, es recomendable disponer de una caja fuerte, donde guardar los objetos de más valor que haya en el hogar. De esta forma, te asegurarás de que, en el caso de que algún ladrón logre entrar, no pueda robar los objetos más preciados.