Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 28 de febrero de 2021
  • Actualizado 08:11

Consejos para desatascar un fregadero

image-1.jpg
Consejos para desatascar un fregadero

Es muy común que el fregadero de la cocina se atasque, ya que, por mucho que pongamos cuidado en no verter restos de comida, siempre hay algunos que se quedan y se van acumulando. Si se atasca el fregadero de la cocina, hoy vamos a hablar sobre algunos consejos caseros para desatascos que pueden resultar de lo más útiles y que puedes llevar a cabo tú mismo:

  • Utilizar un desatascador: ten en cuenta, que es necesario desplazar lo que está obstruyendo la tubería con la presión del aire y del agua. Por eso, para que el desatascador funcione correctamente, es necesario tapar el respiradero superior para que no puedan salir aire y agua por ahí. Luego, después de colocar bien el desatascador sobre el desagüe, debes propulsar con todas tus fuerzas el aire varias veces.
  • Mezcla casera: la solución anterior no suele ser suficiente por si sola. Por eso, hay un remedio casero que puedes preparar y que es menos agresivo que los ácidos que hay en el mercado, para limpiar toda la grasa que se queda en las tuberías. En este caso, debes hervir agua con sal en una olla. Luego, verter en la cañería medio vaso de bicarbonato o sales de frutas, y a continuación, medio vaso de vinagre. Luego debes dejar actuar durante un rato la mezcla. Después de unos 15 minutos aproximadamente, echas el agua hirviendo en el desagüe para que se haga la limpieza. Si hay suerte, la tubería estará completamente desatascada y limpia.
  • Limpiar el sifón: hay veces que lo que hace falta es limpiar el sifón. Por eso, debes centrarte en desenroscar el sifón y limpiar toda la porquería que se haya acumulado para volver luego a enroscarlo. Esto puede hacer que tu fregadero vuelva a funcionar correctamente.

Una vez que consigues desatascar el fregadero, verás que ya no hay malos olores y podrás utilizarlo con una total normalidad, siempre teniendo cuidado con los restos de comida y con lo que vertemos, y vertiendo agua con sal caliente de vez en cuando para que no se atasque.