Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 12 de julio de 2020
  • Actualizado 05:12

Conoce la historia de las tragaperras y su evolución en línea

Las máquinas tragaperras son uno de los juegos que cuentan con mayor popularidad, las hemos visto cientos de veces.
Conoce la historia de las tragaperras y su evolución en línea
Conoce la historia de las tragaperras y su evolución en línea
Conoce la historia de las tragaperras y su evolución en línea

Las máquinas tragaperras son uno de los juegos que cuentan con mayor popularidad, las hemos visto cientos de veces. Pero ¿alguna vez te has preguntado cómo eran en sus orígenes? ¿Y cómo han evolucionado hasta hoy? Una pista: no tienen nada que ver las máquinas que vemos hoy en día con las que se crearon hace ya más de cien años. Si quieres conocer más sobre su historia o te preguntas a qué puedes jugar en un casino online, sigue leyendo.

Las primeras máquinas tragaperras

La invención de la máquina tragaperras se atribuye a Charles Fey, un alemán que a finales del siglo XIX se trasladó a San Francisco. Allí se fijó en unos dispositivos creados por Gustav Schultze, que habían ganado popularidad ofreciendo como premio bebidas y cigarros. El proyecto de Fey fue un poco más ambicioso, y ya en 1894 construyó la primera máquina que funcionaba con monedas.

Sin embargo, no fue hasta 1898 cuando desarrolló la primera máquina tragaperras que realmente constituye el antepasado de las que tenemos en la actualidad. Esta máquina fue conocida como “Liberty Bell” (“Campana de la libertad”) porque incorporó uno de los símbolos más extendidos aún hoy, junto a otros símbolos que igualmente han pasado a la historia: diamante, corazón, espada, herradura y estrellas. En total, seis símbolos repartidos en tres rodillos. ¿Te resultan familiares? Puedes compararlos fácilmente con los de las tragaperras online a las que podemos jugar desde casa. Una evolución más que notoria, aunque algunos aspectos se mantengan igual.

Por desgracia, el gran terremoto de San Francisco de 1906 destruyó prácticamente todas las máquinas de Fey, salvo cuatro. Sin embargo, estas ya habían supuesto un precedente en el que otros empresarios competidores se fijaron, y con pequeñas modificaciones al modelo original, en treinta años el negocio se hizo enormemente lucrativo.

La modernización de las tragaperras

La década de los ’60 trajo consigo una importante innovación en este modelo de juego, cuando la compañía Bally Manufacturing desarrolló la primera máquina electromecánica. Este primer tipo de máquina mecanizada era más rentable, al no depender de un asistente para hacerla funcionar. A Bally también debemos la inclusión por primera vez de pagos proporcionales a la cantidad jugada, fijando una apuesta mínima de una moneda y un máximo de cinco.

Las décadas de los años ’70 y ’80 trajeron consigo una pequeña revolución al incluir y desarrollar máquinas con vídeo. Se instalaron en ellas microprocesadores que reproducían sonido, luces e imágenes, de forma que se imitasen las sensaciones de las máquinas antiguas. Todo esto catapultó aún más su popularidad, y es una tendencia que de manera general se ha mantenido hasta hoy.

Y es que, además, en la actualidad no solo disponemos de modernas máquinas tragaperras en establecimientos de ocio, sino que los avances tecnológicos y, en concreto, la generalización de internet, han hecho posible la llegada de los casinos online. Ahora jugar es más sencillo que nunca, pues puedes hacerlo desde tu propia casa, sin restricciones horarias y sin necesidad de desplazarte, lo que resulta conveniente y cómodo.