Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 18 de abril de 2021
  • Actualizado 19:11

Bitcoin, versátil y futurista

La globalización del mundo ha generado para el hombre nuevas herramientas de sustento en los distintos ámbitos sociales de la vida, siendo el económico uno de los más importantes de ellos.

Bitcoin, versátil y futurista

La globalización del mundo ha generado para el hombre nuevas herramientas de sustento en los distintos ámbitos sociales de la vida, siendo el económico uno de los más importantes de ellos.

Una vez más, Internet, plataforma llena de bondades y opciones para los consumidores, es la encargada de que un ciudadano común tenga acceso a nuevas formas de poseer dinero virtual.

Una de ellas es la criptomoneda Bitcoin, creada en el año 2009 por Satoshi Nakamoto. Con este término es conocida la moneda, pero también el protocolo y la red P2P en la que se apoya, como la que se utiliza para compartir archivos Torrent.

Los especialistas en economía y consumidores se refieren a ella frecuentemente como BTC, y las transacciones que se realizan no requieren intermediarios.

Además de esto, su uso no está respaldado por ningún gobierno del mundo y tampoco depende de un emisor central, lo que evita el cobro de comisiones o impuestos.

Cómo acceder a los bitcoins

No existe una guía infalible sobre cómo ganar dinero con esta moneda, sin embargo, sí que puedes contar con ayudas como este manual para comprar tus primeros bitcoins, en donde se detallan los procesos necesarios para añadirlos a tu cartera sin riesgos.

Cualquier persona puede acceder a ellos a través de la creación de una cartera virtual, la cual se instala en cualquier dispositivo móvil.

Estas cuentas con llaves de uso exclusivo son destinadas para la creación de firmas digitales y verificación de usuarios.

A su vez, todas las transacciones son chequeadas por Blockchain, un sistema que permite al usuario revisar todo lo que acontece en la red bitcoin.

En este sentido, expertos de la moneda y consumidores que tienen acceso a ella la ven como una herramienta potencial, debido a que, a medida que avanza el tiempo, presenta mejoras. 

Se prevé que en un futuro su valor aumente. Muchos profesionales recomiendan su adquisición, ya que la ven como una buena inversión a largo plazo.

Diferencias con las monedas nacionales

Actualmente, casi la totalidad de las divisas nacionales, como el euro o el dólar, son dinero fiduciario. Es decir, los bancos centrales emiten moneda mediante la creación ilimitada de deuda que se multiplica a través de los bancos comerciales. 

En contraposición al dinero fiduciario, el bitcoin usa un sistema de prueba de trabajo que simula el minado de materias primas

Los mineros dedican sus recursos de tiempo, energía, procesamiento y amortización para resolver un desafío criptográfico complejo. 

La red premia con un número predeterminado de bitcoins al minero que da con la solución del problema. A su vez, aumenta o disminuye la dificultad de este desafío de manera que, los mineros hallen una solución acertada cada diez minutos. ​ 

Asimismo, los bitcoins poseen todas las características necesarias para ser considerado dinero. 

Es escaso, altamente divisible, denso en valor (una dirección puede contener millones de euros), fácil de guardar y de trasladar, duradero y homogéneo (cada unidad está valorada de la misma forma).

Oferta y demanda

El precio del bitcoin está determinado por la oferta y la demanda y, al tratarse de una moneda virtual, puede ser muy volátil e inestable.

El sistema es el encargado de hacer la medición en tiempo real del número de transacciones realizadas. Esto genera que su valor fluctúe. Las transacciones en Bitcoin se realizan de forma permanente y durante todo el día. 

Aproximadamente, se llevan a cabo más de 62.000 transacciones de bitcoins a diario con un promedio de volumen de 50.000 dólares cada 24 horas.

En este sentido, el número de transacciones no afecta directamente el precio de mercado de esta moneda virtual.

Al tratarse de una red que se encuentra constantemente activa, ésta muestra un protocolo sano que goza de varias opciones de uso y demanda, por lo que sí existe una influencia indirecta. 

Solo cuando el bitcoin se comunica con otras monedas -en las casas de cambio- hay un impacto directo en el precio del mismo. 

Al conocer todos estos beneficios o, por el contrario, limitaciones que presenta esta moneda virtual, estamos adelantándonos a lo que será dentro de unos años la economía mundial.

Ante los cambios que está sufriendo el planeta de forma acelerada, el bitcoin se presenta como una opción real y rentable, tanto presente como futura.