Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 14 de agosto de 2020
  • Actualizado 16:23

TUDELA

Sin tocar o sin ayudas es imposible

Los componentes de la Orquesta Ingenio muestran su resignación ante la imposibilidad de encontrar facilidades para trabajar en este 2020 y sin unas ayudas que contrarresten la falta de actividad laboral.

La Orquesta Ingenio durante la actuación que ofrecieron el año pasado en la plaza Nueva
La Orquesta Ingenio durante la actuación que ofrecieron el año pasado en la plaza Nueva
Sin tocar o sin ayudas es imposible

No va a ser fácil este 2020 para la Orquesta Ingenio. “No trabajar este año supone que mantener a flote la empresa sea algo imposible para la gran mayoría de las orquestas”, nos explican desde esta orquesta afincada en Fustiñana y con componentes de varias localidades riberas.

“La situación de nuestra orquesta, igual que el resto de orquestas, es totalmente catastrófica. Hemos hecho todas las inversiones y mantenimiento, hemos preparado toda la gira... y ahora nos encontramos con la suspensión masiva de los festejos en todas las localidades. Estamos hablando que se trata de nuestro sustento y ahora nos enfrentamos a los pagos de nuestros compromisos financieros con cero euros de ingresos y nuestros trabajadores sin trabajo y sin ningún tipo de ayuda. Necesitamos un rescate de nuestro sector sino, no podremos afrontar todo un año más hasta el próximo verano que, si Dios quiere, podamos reanudar nuestra actividad con garantías”. Así nos definen su situación y es es que hay que añadir que la actividad principal de estos músicos es la orquesta, aunque luego haya alguno que ejerza la docencia durante los meses lectivos. 

La orquesta nació hace 10 años con 8 músicos y actualmente la componen 17 personas entre artistas, técnicos y administración. En un año normal pueden llegar a realizar unos 80 conciertos en un radio de 150 km a la redonda de la Ribera, entre Navarra, La Rioja, Huesca, Zaragoza, Teruel y Huesca. “En fiestas de Tudela hemos tocado varios años y es una de nuestras fechas esperadas en el calendario porque varios de nuestros componentes son de allí. Siempre nos sentimos como en casa y es muy especial tocar en las fiestas de Santa Ana”.

Este año no podrá ser, ni en Santa Ana ni en otras tantas fiestas de pueblos que ya han ido cancelando todos sus actos festivos. “Creemos que se podrían haber celebrado conciertos poniendo las medidas que nos pidiesen, pero los municipios están decidiendo suspender todos los actos para evitar situaciones de riesgo. Está claro que una verbena no es viable, pero podrían haber valorado la posibilidad de realizar conciertos con sillas y aforo controlado, por ejemplo. A nosotros nos hubiera dado un poco de oxígeno porque nuestra situación y la de muchas orquestas es crítica”.

“El único soporte que nos han dado son las ayudas por cese de actividad, que no llegan a cubrir ni de lejos en la gran mayoría de los casos las obligaciones y compromisos de pagos de nuestras inversiones. Por otra parte están los ‘ICO’, que son un pozo más en nuestras cuentas. Dinero para pagar los préstamos con otro préstamos que estaremos obligados a devolver. Es bastante injusto. Si no podemos trabajar sería razonable que nos hubieran concedido una moratoria en los pagos hasta que podamos reanudar la actividad. ¿Quién puede mantener una empresa sin poder salir a trabajar, con cero ingresos y obligados a pagar todos los meses?” La situación es muy complicada y se están organizando con el resto de orquestas navarras para enviar al Gobierno de Navarra una propuesta de rescate. En ella, solicitan al ejecutivo que puedan volver a desarrollar su actividad comprometiéndose a respetar una normativa que garantice cumplir con las medidas sanitarias necesarias para la seguridad de todos. “De momento la respuesta está siendo siempre negativa. Nosotros solo queremos trabajar, pero sí va a ser imposible exigimos ayudas urgentes al sector”, exponen desde la orqueta Ingenio viendo cómo se va agravando una situación que cada vez es más crítica e insostenible.