Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 10 de agosto de 2020
  • Actualizado 17:23

TUDELA

El pasado y el presente de la alcaldía: Eneko Larrarte

“Echaré de menos salir con los gigantes”, dice quien fuera alcalde de Tudela entre el 2015 y el 2019.

Eneko Larrarte
Eneko Larrarte
El pasado y el presente de la alcaldía: Eneko Larrarte

Eneko Larrarte fue alcalde de Tudela por Izquierda Ezkerra entre los años 2015 y 2019. Estos meses con la pandemia están siendo raros para todos y Larrarte los está viviendo “con preocupación y expectación, viendo cómo se desarrollan los acontecimientos y adaptando el trabajo a la nueva normalidad. Con algo de teletrabajo durante unos meses y después volviendo a la rutina con más medios de precaución”.

Esta pandemia mundial es algo que nunca nos había tocado vivir y que ni siquiera podíamos llegar a imaginar que sucediera. No obstante, durante sus cuatros años como alcalde de Tudela también le tocó lidiar con otros momentos complicados y duros, aunque fueran a otra escala. Echando la vista atrás, el momento que Lararte recuerda más difícil de los que le tocó vivir fue el sucedido en el Día del Ángel 2017. Entonces, a media tarde de la celebración y de regreso por el camino de las Norias, un conductor atropelló a tres personas y se dio a la fuga. Como consecuencia del impacto falleció un joven de Zaragoza que había venido a disfrutar de la fiesta con su novia y amigos. El entonces alcalde de Tudela reconoce que “aquellos días fueron muy duros para nosotros y para la ciudad”.

La situación actual ha obligado a que todas las fiestas patronales se hayan tenido que suspender de manera excepcional.  Unas fiestas en las que estábamos acostumbrados a ver a Eneko Larrarte a sumergirse entre los ropajes de los gigantes para darles vida propia. Este año tendremos que quedarnos con las ganas, y él también. “Sí que me voy a quedar con las ganas y voy a echar de menos salir con los gigantes. La imagen que nos regalan las caras de los críos cuando ven bailar a los gigantes y cómo intearctúan con ellos es muy emocionante. Disfrutan una pasada”. 

Pero más allá de los gigantes, Larrarte también va a echar de menos muchos momenticos que cada año nos regalan las fiestas de Santa Ana. “En realidad voy a echar de menos todo en general. Todos esos momenticos que tienes de disfrutar con los amigos y con la gente que habitualmente no ves. Y evidentemente el chupinazo, que a todos se nos pone la carne de gallina. Van a ser muchos momentos los que vamos a echar de menos este año”.