Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 03 de junio de 2020
  • Actualizado 18:13

El amor valiente

Más allá de verlo como un argumento comercial, veámoslo como un recordatorio o un día especial en el que todos nos ponemos de acuerdo para celebrar el amor.
Es momento de ponernos guapos y celebrar las cosas bonitas de la vida
Es momento de ponernos guapos y celebrar las cosas bonitas de la vida
El amor valiente

¿Eres de los que celebra San Valentín? Más allá de verlo como un argumento comercial, veámoslo como un recordatorio o un día especial en el que todos nos ponemos de acuerdo para celebrar el amor. En principio, el amor romántico, pero ¿y por qué no una amistad férrea o el amor a tu familia? El amor se cuece con el día a día, pero el 14 de Febrero le hacemos un reconocimiento especial, no seas el Grinch de San Valentin ¡y sal a celebrar el amor! 

Te dejo algunas claves para que te sientas estupenda en un día tan bonito, tengas el plan que tengas.

"No seas
el Grinch
de San Valentin
¡y sal a celebrar el amor!"

Si vas a salir a bailar con tus amigos y la intención es clara, ¡divertirte! Empieza en la habitación de tu casa y sube la música, pero no tus tacones. Este año, el tacón cubano y las camperas están de moda, será la mejor opción para bailar toda la noche. Combina una blusa de inspiración romántica con una mini de cuero y serás la reina del baile.

Por otro lado, si los nenes están en el pack, vas a necesitar un extra de comodidad, y lo sabes. Elige un blazer y una blusa con gran lazada, te aportará un extra de sofisticación. Combínalo con tus pantalones favoritos y un tacón medio. Como consejo, el blanco y negro nunca falla, perfecto con labial y pintauñas en burdeos.

Y si la cena es de velitas y champán, te sugiero un vestido, la prenda más femenina de nuestro armario. Este año el print floral y los tejidos fluidos son tendencia, así que, sería una opción estupenda para tu cita del 14 de febrero. 

La clave no es el día, es la intención. Ponernos guapos y celebrar las cosas bonitas de la vida es un motor para seguir sonriendo, que esa sí es una de las claves de la vida, ¡que tengáis un Feliz San Valentín!