Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 03 de junio de 2020
  • Actualizado 17:56

EBRO

Nuevo encuentro sobre la estrategia Ebro Resilience

En este encuentro han participado las comunidades de regantes del eje del Ebro, asociaciones ambientalistas, agrarias y de afectados y representantes del mundo universitario.
Reunión sobre Ebro Resilence
Reunión sobre Ebro Resilence
Nuevo encuentro sobre la estrategia Ebro Resilience

La estrategia Ebro Resilience ha protagonizado un nuevo encuentro informativo y de coordinación sobre las acciones para reducir las afecciones ante el riesgo de inundación en el tramo medio, entre Logroño y La Zaida (Zaragoza). Esta mañana, en la sede de la Confederación Hidrográfica del Ebro, se han dado cita representantes de las comunidades de regantes de este tramo, asociaciones ambientalistas, agrarias, de afectados, junto a investigadores del mundo universitario.

En este foro se ha hecho un repaso técnico de los avances de la estrategia que suma al  Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la CHE y las Comunidades Autónomas de La Rioja, Navarra y Aragón. Además, se han trasladado las conclusiones de los dos encuentros previos, en primer lugar con las Administraciones participantes, en el que se acordó la creación de grupos de trabajo técnico y posteriormente, con los municipios ribereños, donde se solicitó que, una vez finalizada esta ronda informativa y estudiadas las propuestas de solución de cada proyecto, se contactará con los Ayuntamientos.

¿Qué es Ebro Resilience?

Ebro Resilience es un mecanismo de colaboración para la gestión de acciones en el eje del Ebro, en concreto en el tramo Logroño – La Zaida (Zaragoza), que tiene particularidades respecto a otras zonas de la cuenca, con una alta exposición al fenómeno de inundación. 

Una  de sus líneas de acción es generar mecanismos de coordinación entre Administraciones y buscar los máximos consensos con agentes sociales. La Estrategia es la respuesta a la Directiva Europea de Inundaciones en esta zona de la cuenca y concreta el plan de medidas para el tramo medio del Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la Demarcación. 

Las claves de Ebro Resilience son la coordinación y los nuevos enfoques para reducir el efecto negativo de los episodios de inundación, apostando por medidas combinadas que mejoren la capacidad de recuperación del territorio. Las inundaciones son fenómenos naturales e inevitables y se parte de la consideración de que no existe una única medida efectiva y de la necesidad de aplicar acciones compatibles con un desarrollo sostenible.

Las medidas, variadas y complementarias, pretenden la protección de núcleos y la recuperación del espacio del río donde sea posible (retranqueo de motas, creación de cauces de alivio, zonas de inundabilidad controlada) y también fomentar los usos compatibles (con la promoción de cultivos boscosos inundorresistentes) y potenciar la autoprotección (con la mejora de la divulgación de adaptación de edificaciones y de explotaciones…).

Avances

El Ministerio, la CHE y las Comunidades Autónomas han creado cinco grupos de trabajo técnico que van a reforzar la labor realizada hasta el momento y que se centrarán en medidas de prevención, actuaciones de protección, gestión ambiental, gestión del espacio fluvial y financiación, participación y divulgación.

La Confederación Hidrográfica del Ebro ya ha puesto en marcha acciones que responden a la filosofía Ebro Resilience en sus intervenciones tras los últimos episodios de crecida, unas medidas que ya han mostrado su efectividad, por ejemplo, en la reducción de la exposición de los núcleos urbanos. 
Además de este calendario de coordinación entre interesados e implicados en la estrategia, el Ebro

Resilience trabaja en otras líneas propias:

  • Se están realizando estudios de detalle por zonas en el tramo medio
  • Se están realizando visitas a explotaciones agrarias y ganaderas para analizar problemas de exposición al riesgo de inundación y hacer informes con propuestas 
  • Se está ejecutando el proyecto de restauración fluvial del paraje de La Nava, en Alfaro (La Rioja) 
  • Esta intervención en Alfaro, sigue los planteamientos establecidos en otra obra de restauración fluvial referente en la cuenca del Ebro, la reconexión de meandros del Arga en Funes, Navarra, cuya clave es la coordinación entre Administraciones y cumplir el doble objetivo de incrementar la protección, la capacidad de recuperación tras un episodio de crecida y mejorar el estado de esta masa de agua.
  • Participantes
En concreto, a la reunión celebrada esta mañana en Zaragoza estaban convocadas 35 comunidades de regantes; ASAJA; COAG; UPA; FEREBRO; la Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro (ASAFRE); AEMS Ríos con Vida; Amigos de La Tierra; Asociación de Fondo Natural; Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR); Centro Ibérico de Restauración Fluvial - CIREF; Coordinadora de Grandes Embalses y Trasvases- COAGRET; Colectivo Ecologista Riojano; ECODES; Ecologistas en Acción Zaragoza; Fundación Nueva Cultura del Agua; SEO Birdlife; Voluntaríos Aragón; WWF Adena; la Federación Aragonesa de Municipios y Provincias e investigadores de la Universidad de Zaragoza.