Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 25 de octubre de 2020
  • Actualizado 08:38

CADREITA Y VALTIERRA

Gurelur denuncia las numerosas muertes de fauna protegida que se están produciendo en el complejo eólico de Cadreita y Valtierra

Se han encontrado aves muertas en la base de los aerogeneradores, no pudiendo entrar a los maizales cultivados en las proximidades, donde han podido caer otras aves y permanecer ocultas.

Cadáver de un buitre encontrado en la base de un aerogenerador
Cadáver de un buitre encontrado en la base de un aerogenerador
Gurelur denuncia las numerosas muertes de fauna protegida que se están produciendo en el complejo eólico de Cadreita y Valtierra

Gurelur ha presentado una denuncia ante la Consejera de Medio Ambiente por la terrible mortandad de fauna protegida que se está produciendo en el denominado ‘Complejo eólico Cavar’, promovido por Iberdrola y Caja Rural de Navarra, en terrenos de Cadreita y Valtierra, muy próximos al Parque Natural de Bardenas Reales. En una sola jornada de revisión en campo, tras dos meses de funcionamiento de este complejo eólico, Gurelur ha detectado 10 ejemplares de buitre leonado, 1 águila calzada y 1 avión común muertos por choque con las palas de los aerogeneradores de este insostenible proyecto. Estas aves muertas se han encontrado en la base de los aerogeneradores, no pudiendo entrar a los maizales cultivados en las proximidades, donde han podido caer otras aves y permanecer ocultas.

El Complejo eólico Cavar está ubicado en una zona con una carga ganadera muy alta y varios de los aerogeneradores se han construido a escasos metros de granjas, corrales y zonas de estabulación. Al haber tanta concentración de ganado se produce un número importante de bajas que atraen, desde hace años, a las aves que se alimentan de carroña, convirtiendo esta zona en una trampa para estas especies tan necesarias para mantener la salud de los ecosistemas.

Es del todo punto sorprenderte y denunciable que los responsables de la Consejería de Medio Ambiente, conocedores de lo que lleva sucediendo en las centrales eólicas navarras desde su implantación, concedan autorización para la construcción y puesta en funcionamiento de un complejo eólico de 32 aerogeneradores, en una zona previamente destinada para la ganadería.

Estudios del Gobierno de Navarra estiman la muerte de 8.000 ejemplares de fauna protegida en 11 de las 50 centrales eólicas construidas en nuestra Comunidad. Si se hace una sencilla multiplicación añadiendo las centrales no computadas, el número de animales muertos es del todo punto insostenible y una ilegalidad ya que se está permitiendo la muerte de especies protegidas con ánimo de lucro.

Gurelur ha solicitado la paralización del Complejo eólico Cavar y la recuperación ambiental de la zona. También ha solicitado que se depuren responsabilidades en las que hayan podido incurrir los componentes de la Consejería de Medio Ambiente así como las personas y empresas que hayan realizado los estudios ambientales presentados para este proyecto, a sabiendas de que se iban a producir las matanzas que motivan la presentación de la denuncia.