Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 00:13

El invierno de 2016 ha sido el de menos incendios y superficie quemada de la última década en Navarra

El invierno de 2016 ha sido el de menos incendios y superficie quemada de la última década en Navarra

El invierno de 2016 ha sido el que menos incendios y superficie quemada ha registrado en la última década en Navarra, según el balance de la campaña de incendios forestales del Gobierno foral que se ha extendido entre los meses de enero y abril.

En concreto, durante este invierno se han declarado 208 incendios de vegetación, un 36% menos que el año pasado, cuando fueron 324. En cuanto a las hectáreas afectadas, entre enero y abril han ardido 148,82, un 59% menos que en el mismo periodo de 2015, cuando se quemaron 361,09.

Así lo han dado a conocer esta mañana en rueda de prensa en Igantzi las consejeras de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, Mª José Beaumont, y de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, quienes han estado acompañadas por la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García; la alcaldesa de Igantzi, Lourdes Ibarluzea; los alcaldes de Arantza, Juan Miguel Almandoz, de Goizueta, Unai Loiarte, y de Lesaka, José Luis Echegaray; y representantes municipales de Baztan y San Sebastián.

Foto de grupo

Las consejeras Beaumont y Elizalde con los representantes municipales y el personal técnico que ha acudido a la visita. ( ampliar imagen )

Concluida la comparecencia, ambas consejeras y los representantes municipales han visitado los terrenos quemados el pasado diciembre en el monte Frain, en los términos municipales de Igantzi y Lesaka, para ver in situ cómo están reaccionando ante la llegada de la primavera las masas forestales afectadas por dicho incendio, que fue el mayor de los registrados el año pasado en Navarra, con 263 hectáreas quemadas, de las que 149 eran de arbolado, en su mayoría (102 hectáreas) de repoblaciones con un carácter eminentemente productor para la extracción de madera.

A pesar de que el Servicio de Montes ha valorado los daños forestales producidos por dicho incendio y ha constatado la ruina de algunas plantaciones, hasta que no llega la primavera no se tiene la certeza de cómo reacciona el arbolado. Será entonces cuando se planteen las medidas de repoblación que sean necesarias, porque una parte del monte se regenerará de manera natural. El 32% del arbolado afectado por este incendio fue de roble del país, el 21% de roble americano, el 14% de abeto douglas y el 14% de pino radiata. El resto de hectáreas eran de haya (un 6%), de pino laricio (6%), de castaño (3%), de acacia (2%) y de alerce (2%).

Cuatro grandes incendios en diciembre

Este fuego fue uno de los cuatro grandes incendios forestales que se registraron en Navarra entre el 17 y el 26 de diciembre de 2015, que quemaron 525 hectáreas, cuando en el resto del año, de enero a noviembre, habían ardido unas 635 hectáreas. El primero se declaró en Goizueta, en el paraje conocido como Mandoegi, y afectó a 66 hectáreas, mayoritariamente de robledal. El segundo entre los términos de Igantzi y Lesaka, en el monte Frain, con 263 hectáreas quemadas, sobre todo de repoblaciones forestales. El tercero en Arantza y Goizueta, en los parajes de Izu y Malkorra, que afectó a 153 hectáreas, en su mayoría de robles. El último, en Baztan, en Zarbosta, con 43 hectáreas quemadas, especialmente de otarrales y repoblación.