Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 27 de octubre de 2020
  • Actualizado 09:37

COMARCA

El debate de los residuos de Guipúzcoa, en ebullición

El debate de los residuos de Guipúzcoa, en ebullición

Aunque será la propia Mancomunidad de Residuos Sólidos de la Ribera la que, a través de su asamblea, decida sobre si aceptar o no el tratamiento de 70.000 tn de residuos de Guipúzcoa en El Culebrete durante los próximos tres años, el debate sobre este asunto está en plena ebullición. De momento, son más los partidos o colectivos que se han manifestado en contra del preacuerdo y que piden su paralización.

La recientemente creada Plataforma Vecinal por una Ribera Sostenible, compuesta por candidaturas populares de la Ribera pero también por miembros sin bagaje político, congregó a cerca de dos centenares de personas este sábado 17 en una concentración en la plaza de los Fueros de Tudela. Su principal denuncia es la “falta de transparencia en las negociaciones de la Mancomunidad con el Consorcio de Residuos de Guipúzcoa (GHK)”. La PVRS solicita a la Mancomunidad que haga público el documento del preacuerdo y a los grupos políticos representados en la asamblea de la propia Mancomunidad que voten en contra. “Exigimos el inicio de un debate real, dentro de las coordenadas que marcará el nuevo Plan de Residuos de Navarra (2017-2027)”, señalan.

La postura de I-E

También en referencia a ese Plan de Residuos se manifestó I-E de Tudela, que, paradójicamente, ostenta la vicepresidencia de la Mancomunidad en la persona de Olga Risueño. La propia concejala de Medio Ambiente de Tudela se refirió a las “líneas de trabajo basadas en la economía circular y el principio de proximidad” que recoge dicho Plan y que “no se cumplen en el caso del hipotético tratamiento de residuos en El Culebrete”. “Entendemos que una correcta gestión de tratamiento de residuos no es esa que traslada los residuos a una zona alejada y lleva el orgánico y la fracción resto a una tercera zona también alejada”, explicó Risueño la pasada semana, quien señaló además  que la “prioridad de la Mancomunidad es profundizar en la mejora de sus instalaciones y en la gestión de El Culebrete antes de incorporar más actividad”.

Geroa Bai de Tudela es otra de las formaciones políticas que se ha pronunciado al respecto. En concreto, también apuntan al “oscurantismo con el que se ha firmado el preacuerdo y esperan y desean” que las formaciones políticas con representación en la Mancomunidad lo frenen con su voto en contra. En la misma línea, Ecologistas en Acción de la Ribera inició la pasada semana una recogida de firmas. La organización sin ánimo de lucro asegura que “en torno al 60% de los residuos que se tratan en El Culebrete son de fuera de La Ribera”. “Estas cantidades pueden verse aumentadas ya que el Gobierno de Navarra y el Consorcio de Residuos de Navarra están contemplando la posibilidad de no construir una planta de tratamiento en la comarca de Pamplona”, añaden.

UPN pide un debate sosegado

UPN, por su parte, ha pedido que el debate sea “sosegado” y “con toda la información”. “Es necesario disponer de la máxima información, detallada y exhaustiva, procedente de todos los agentes implicados. Debemos adoptar un comportamiento responsable, actuando de forma prudente y sin precipitaciones ni alarmismos que no estén debidamente justificados, ya que lo único que queremos es que se tome la mejor decisión para la Mancomunidad, los ciudadanos de la Ribera y de Navarra”, dicen.