Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 21:56

NAVARRA

Casi 8 de cada 10 jóvenes en Navarra reducen el uso de bolsas de plástico y el consumo de luz y agua en el hogar

Un estudio del instituto Navarro de la Juventud refleja que este sector de población adopta de forma habitual conductas y acciones comprometidas con el medio ambiente.
El estudio muestra también que la principal preocupación de la juventud respecto al medio ambiente es el cambio climático
El estudio muestra también que la principal preocupación de la juventud respecto al medio ambiente es el cambio climático
Casi 8 de cada 10 jóvenes en Navarra reducen el uso de bolsas de plástico y el consumo de luz y agua en el hogar

El 88% de la juventud navarra encuestada hace la compra con su propia bolsa; el 76% procura reducir el consumo de agua en el hogar y un 71,6% el gasto eléctrico, según los datos obtenidos en un estudio encargado por el Instituto Navarro de la Juventud (INJ) a su Observatorio Joven, y que ha sido presentado hoy por el director gerente del organismo, Carlos Amatriain, con motivo de la celebración este viernes 5 de junio del Día Mundial del Medio Ambiente

El trabajo pretende conocer las opiniones y actitudes de la población joven sobre distintos aspectos relacionados con el medio ambiente y la sostenibilidad, así como el grado de compromiso adquirido en su vida diaria. En el estudio han participado 800 jóvenes de la Comunidad foral con edades comprendidas entre los 16 y los 30 años.

El 71% utiliza el transporte público de forma habitual

Entre las acciones más habituales de las y los jóvenes en su día a día, se encuentra la reducción del uso de bolsas de plástico, ya que un 88% lleva su propia bolsa o carro de la compra de forma habitual.

Otras prácticas que la juventud lleva a cabo de manera mayoritaria son la reducción del consumo del agua en el hogar, una acción que realiza habitualmente el 76,4% de las personas encuestadas, y en un porcentaje similar, la reducción del consumo de energía en el hogar (71,6%).

También el uso del transporte público o de la bicicleta para desplazamientos en la localidad es otro de los comportamientos que adopta un porcentaje elevado de participantes en el estudio, un 71,6%, así como la utilización de puntos limpios, con un 71,2%.

Además, cuatro de cada diez jóvenes tienen en cuenta que los productos no tengan un empaquetado excesivo o innecesario, y en una proporción similar, buscan comprar alimentos en envases que puedan ser reutilizables o eligen producto local o de cercanía, evitando así la huella ecológica derivada del transporte de mercancías.

Apuesta por las fuentes de energía renovables

Otro dato relevante que refleja el estudio es la apuesta por las energías renovables. El 85,4% de los y las jóvenes consultados cree que se debe dar prioridad a las energías renovables -solar, eólica o hidráulica- de cara a satisfacer las futuras necesidades energéticas. Se trata de una opinión generalizada en todos los perfiles y grupos de edad.

De igual forma, en lo que respecta a las alternativas para potenciar la protección del medio ambiente, el 55,2% de las personas consultadas valora la educación como uno de los mejores medios para conseguir que la población proteja el medio ambiente y adquiera hábitos positivos. Otra actuación que suscita consenso es la promulgación de leyes que obliguen a empresas y ciudadanos a preservar el ecosistema.

El cambio climático, principal problema relacionado con el medio ambiente

El estudio muestra también que la principal preocupación de la juventud respecto al medio ambiente es el cambio climático. En concreto, un 66% lo considera el problema más importante y uno de los que mayor impacto tiene en su vida y en la de su familia.

Tras el cambio climático, los residuos plásticos (32,9%), la contaminación del agua (32%) y del aire (30,5%) se sitúan como otros problemas importantes para las y los jóvenes. En menor medida, la extinción de especies animales y vegetales (24%), la escasez de agua (22%) y el agotamiento de los recursos naturales (18,4%) también son asuntos que preocupan a la juventud navarra.

Asimismo, la mayoría de las personas encuestadas perciben como muy peligrosos para el medio ambiente los vertidos y residuos depositados en ríos, lagos y arroyos (68,7%), seguido de la extinción de especies animales y/o vegetales (64,4%), las emisiones producidas por la industria (63,9%) y el aumento de la temperatura de la tierra originado por el cambio climático (61,5%).

Participación en acciones relacionadas con el medio ambiente

En lo que respecta a la participación de los y las jóvenes en actividades o asociaciones relacionadas con el medio ambiente, la mayoría coincide en señalar que ha participado en manifestaciones a favor del clima (41,5%) y que han suscrito peticiones relacionadas con motivos ecológicos (36%).

El director gerente del INJ, Carlos Amatrian, ha señalado en la rueda de prensa de presentación que el estudio refleja “una juventud preocupada y comprometida en su vida diaria con el medio ambiente y que se sitúa como sujeto activo en su cuidado y protección, dando valor a cada pequeño gesto personal, y percibiendo como necesario un cambio en el estilo de vida de las personas”.

En este sentido, ha destacado que “en una escala del 0 al 10, la preocupación de la juventud navarra en relación con el medio ambiente alcanza los 8 puntos de media. Unido a ello, una gran mayoría de las y los jóvenes considera que deberían establecerse acuerdos internacionales en materia de protección de medio ambiente que los países estuvieran obligados a cumplir, en la línea de las movilizaciones de carácter global lideradas por jóvenes de todos los rincones del mundo que tuvieron lugar el pasado año”.

 “La juventud sitúa la defensa del medio ambiente como uno de los retos que tenemos como sociedad, y demanda la necesidad de implementar políticas públicas y medidas efectivas al respecto, que además estén alienadas con los objetivos de la Agenda 2030”, ha resaltado.