Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 12 de diciembre de 2019
  • Actualizado 12:36

TUDELA

Cada navarro consume al día una media de 112 litros de agua

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, ha abierto en el colegio Griseras de Tudela el curso escolar de NILSA para concienciar sobre el buen uso del agua.
El consejero Ciriza se dirige al alumnado del Colegio Público Griseras en Tudela
El consejero Ciriza se dirige al alumnado del Colegio Público Griseras en Tudela
Cada navarro consume al día una media de 112 litros de agua

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, ha asistido esta mañana a una actividad sobre los buenos usos del agua realizada entre alumnas y alumnos de cuarto de Primaria del colegio público Griseras, en Tudela.

El acto, que ha supuesto la apertura institucional de curso del programa educativa que NILSA (Navarra de Infraestructuras Locales, S.A.) pone a disposición de toda la ciudadanía navarra, ha consistido en un una visita al río Ebro y un taller en el aula para comprobar la calidad del agua. Además, las niñas y niños han aprendido cómo funciona el ciclo integral del agua y la importancia de usar racionalmente un recurso escaso, que sufrirá los efectos del cambio climático de forma negativa.

Durante su intervención, Ciriza ha destacado la responsabilidad de cuidar los recursos hídricos de la Comunidad foral. “Es importante la concienciación de toda la sociedad, desde los jóvenes hasta los mayores”, ha señalado el consejero, que ha estado acompañado por el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mari Rodríguez, y el gerente de NILSA, Iñaki Urrizalqui y el acalde de Tudela, Alejandro Toquero acompañados por miembros de su corporación.

El consejero de Cohesión Territorial ha considerado “esperanzador que la educación y el civismo a través del respeto al ecosistema son señas de identidad presentes en nuestra vida diaria”. De hecho, los navarros son los ciudadanos del conjunto de España que menos cantidad media de agua gastan.

La técnica de Nilsa, en la actividad con escolares de Tudela

Según la última estadística sobre suministro y saneamiento del agua publicada por el INE, Navarra consumió 112 litros por habitante y día en el año 2016, empatada en primer puesto con País Vasco. El promedio nacional se sitúa en un consumo de 136 litros al día por cada ciudadano.

NILSA, empresa pública del Gobierno de Navarra adscrita al Departamento de Cohesión Territorial y responsable del saneamiento en Navarra, ofrece desde 1999 un completo programa educativo y de concienciación dirigido a cualquier persona interesada. Únicamente es necesario apuntarse o solicitar información a través del apartado de Educación de la página web.nilsa.com.

Impartido en castellano, euskera e inglés, a petición de las personas interesadas, es totalmente gratuito y cualquier localidad puede participar en las acciones que se ponen a disposición de público de todas las edades. El programa apuesta por un enfoque pedagógico, dinámico y variado para explicar la depuración de aguas residuales de forma sencilla y amena.

La oferta, adaptada para cualquier tipo de participantes, contempla talleres en el aula, visitas a los ríos y depuradoras, actividades en ludotecas, actuaciones adecuadas a grupos con algún tipo de necesidad especial, charlas en centros geriátricos, programas estivales específicos y otras actividades.

Concienciación en aumento

En 2018 participaron 7.177 personas en el programa educativo de NILSA, repartidos en 449 grupos. El número de participantes ha aumentado un 4% respecto a 2017, cuando las actividades alcanzaron a 6.903 personas.

En cuanto al número de grupos, ha experimentado una subida del 24% pasando de 361 en 2017 a 449 durante el pasado año. Cada grupo no puede superar las 25 personas, si bien incluso se realizan actividades a partir de un mínimo de tres personas, en función de la demanda.

Se mantiene así la tendencia al alza de participación desde que el programa educativo de NILSA se creó hace 20 años. Los talleres escolares siguen siendo las actividades más demandadas, obteniendo un total de 3.431 participantes en 2018, una cifra superior respecto al año anterior (2.878).

En el caso del público general, con mayores restricciones horarias, se consiguieron realizar 55 sesiones con grupos mixtos (familias, adultos y niños-niñas), con grupos de diversidad funcional y con grupos de personas mayores.

En este último caso, las actividades con personas mayores han aumentado hasta 15 a través del taller ‘Memorias del Agua’, en el que han participado 327 personas. Se trata de una de las actividades más novedosas, ya que se realiza en geriátricos, residencias de mayores y cualquier asociación que lo solicite con personas a partir de 70 años. Durante la sesión, los participantes ponen en común las experiencias de su niñez y adolescencia con el agua, dibujando un panorama, sobre todo en el entorno rural, que poco tiene que ver con el actual. A través de este enlace puede accederse a una sesión celebrada en Marcilla el pasado mes de septiembre.

Por procedencia, el público se ha agrupado en 102 entidades (colegios, asociaciones de vecinos y vecinas, grupos ocupacionales, etc.) de un total de 72 localidades navarras. La mayor parte de las visitas a las instalaciones dependientes de NILSA se han realizado en primavera (43%) e invierno (28%).

Por idiomas, el 71% del programa se ha impartido en castellano y el 29% restante, en euskera. Alrededor del 12% de los participantes ha realizado más de una actividad, con un índice de satisfacción de sobresaliente.

Para más información, se puede consultar la memoria anual, disponible en la página web de NILSA.