Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 13 de diciembre de 2019
  • Actualizado 11:55

CADREITA

“Las empresas de la Ribera reclamamos que se impulsen políticas de empleo”

Dedicó unas palabras a los galardonados en el Galardón AER 2019
Domingo Sánchez Arteaga durante su discurso en la gala
Domingo Sánchez Arteaga durante su discurso en la gala
“Las empresas de la Ribera reclamamos que se impulsen políticas de empleo”

Como cada edición, Domingo Sánchez Arteaga, presidente de AER , hizo un discurso aprovechando la presencia de políticos de distinto signo, para señalar algunos aspectos de interés de la realidad económica, política y social en la que se mueven las empresas de la Ribera: 

Nuestras empresas se están adentrando en un mundo de grandes cambios por la llamada cuarta revolución industrial; se enfrentan a nuevos retos y desafíos, y teniendo en cuenta la importancia que para el desarrollo económico, tienen las actuaciones políticas, sería bueno que ese mundo, el de la política, también se preparara ante las nuevas demandas de los ciudadanos, a los cuales han de servir. 

Sociedad

Han de analizarse las necesidades de la sociedad para darles respuesta, no para utilizarlas como munición contra las otras formaciones políticas, para alcanzar el poder o para mantenerse en él. Los clientes, es decir, la ciudadanía, manifiestan desde hace un tiempo una profunda desafección por las políticas cortoplacistas, electoralistas y cortas de miras. 

En estos nuevos tiempos, la conciliación social es una asignatura imprescindible para las empresas, con el objeto de conseguir avanzar con el esfuerzo de todos sus integrantes, los cuales generalmente tienen puntos de vista diferentes, pero hablando, escuchando, cediendo y alcanzando acuerdos se logran soluciones respetadas y duraderas. Del mismo modo, a nuestro modo de ver, los gobiernos actuales, deben sentarse a hablar con los partidos de la oposición, para ser capaces de pactar en temas fundamentales que requieren grandes consensos. 

Para ser más competitivas, las empresas tienen que hacer acopio de talento, así como desarrollarlo internamente. Tienen que disponer de organizaciones flexibles y productivas, con personal motivado y contento. Del mismo modo, la Administración Pública debe ser más eficaz y productiva, más motivada y volcada hacia sus clientes, los ciudadanos.

Infraestructuras

Resulta clave el impulso al Canal de Navarra, después de años de parálisis en su desarrollo, y que resulta prioritario de forma muy especial para nuestro sector agroalimentario. Y en este tema quiero recordar que hoy el Canal de Lodosa sigue prestando servicio, cien años después, porque quienes lo diseñaron lo hicieron con visión de futuro, y no sólo analizando la demanda de aquel momento.

En referencia al Tren de Alta Velocidad, reclamamos un TAV con parada en Tudela y que suponga una conexión de primer nivel de nuestra región con los mercados internacionales.

Formación y empleo

Las empresas de la Ribera también reclamamos a la Administración que impulse políticas de empleo que atiendan las necesidades de la realidad empresarial. Esto requiere contar con una oferta que desarrolle las capacitaciones que serán necesarias en la economía del futuro, como son aquellas relacionadas con la transformación digital. En este sentido, y dentro de nuestro ámbito de actuación, llama la atención positivamente la creación de un nuevo departamento de Innovación, pero que resulta, que no va a gestionar la innovación empresarial… 

La pregunta es: ¿No debemos ser las empresas quienes lideremos los procesos de innovación?, ¿No se nos pide mayor inversión en I+D+i? Para ello, debemos estrechar nuestra relación con los centros tecnológicos y las universidades y, en este caso, parece que tendremos interlocutores diferentes, lo que, a priori, creemos, no facilitará ni agilizará nuestra apuesta por la innovación.

Inversiones

Desde el ámbito público hay que incentivar a las empresas con ayudas que se ajusten a plazos adecuados. Año tras año, la ayuda del Gobierno de Navarra para la inversión para pymes industriales no sólo ha reducido su cuantía, sino que cada vez ha demorado más su publicación, generando la paralización de proyectos y una gran inseguridad jurídica. 

Despoblación

Nos parece bien que el Gobierno de Navarra aborde este problema porque las empresas y los empresarios tenemos mucho que aportar ante la despoblación. Muchos pueblos necesitan la implantación de empresas para que no se marchen sus vecinos. 

El apoyo a la implantación empresarial en las zonas rurales, una buena apuesta por el reparto de los centros tecnológicos, la apuesta por los estudios universitarios en la Ribera, el desarrollo de infraestructuras, y un adecuado Mapa de Administración Local, seguro que contribuyen a que un fenómeno preocupante como es la despoblación se reduzca en Navarra y especialmente en nuestra zona.