Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 26 de mayo de 2020
  • Actualizado 14:47

TUDELA

SEAT Ribera Car: instalaciones modernas y profesionales de nivel

SEAT Ribera Car: instalaciones modernas y profesionales de nivel

SEAT Ribera Car Tudela es el concesionario de referencia de la marca SEAT en la Ribera de Navarra, en donde el cliente podrá encontrar lo último en la gama de la firma automovilística y el mejor servicio de taller para su vehículo SEAT. Situado a la salida de la ciudad, en el Polígono de La Barrena, cuenta con unas instalaciones modernas y el mejor equipo a su disposición.

La instalación dispone de una superficie de 4.000 metros cuadrados distribuidos en una misma planta, espacio que está destinado a las diferentes actividades que se desarrollan en el concesionario: exposición de vehículos nuevos, almacén de recambios y accesorios, aparcamiento para los clientes y talleres de servicio.

Nuevos y ocasión

Además de los vehículos nuevos de la marca SEAT, el cliente puede también conocer de primera mano la gama de vehículos de Ocasión (SEAT Selection). En cuanto al resto de servicios, los profesionales de las instalaciones trabajan en servicio rápido de taller, taller de mecánica y electricidad, chapa y pintura, venta de recambios y accesorios de la marca SEAT.

Por si fuera poco, la página web de SEAT Ribera Car cuenta con un configurador mediante el cuál poder personalizar el proceso de elección del vehículo en el que estamos interesados, escogiendo el modelo y algunas funcionalidades.

Garantía de servicio

Todas las operaciones de taller son realizadas por profesionales cualificados, utilizando los últimos avances tecnológicos en instalaciones, equipos, productos y sistemas de pintura de la máxima calidad. El cliente puede aprovecharse de la gran experiencia del equipo humano de SEAT Ribera Car Tudela, que le asesorará de la mejor forma para el mantenimiento de su automóvil, ofreciéndole la posibilidad de pedir un presupuesto sin compromiso.

Por si fuera poco, en SEAT RiberaCar no tiene que preocuparse cuando su coche esté en el taller, puesto que el cliente dispone de un vehículo de sustitución por un precio reducido.