Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 28 de marzo de 2020
  • Actualizado 15:16

TUDELA

Diez ideas para hacer tus fotos de boda más originales y memorables

Diez ideas para hacer tus fotos de boda más originales y memorables

Las fotos de boda no tienen por qué ser todas iguales. No es muy difícil hacer que sean originales y divertidas.

Para darle al reportaje un toque original y divertido y decirle adiós a las típicas fotos, no hay más que poner en práctica algunas ideas acordes con la personalidad de los novios o el estilo que vaya a tener el enlace y sumar esto al saber hacer profesional del fotógrafo.

Entorno urbano

Si la pareja va a celebrar una boda urbanita, hacer fotos en el barrio preferido de la ciudad, incluyendo bares y restaurantes que sean especiales para ellos, es una opción muy interesante.

Todo vale. Trepar un poco, saltar, meterse entre campos llenos de flores, montar en un columpio. En definitiva... disfrutar del entorno y del paisaje.

Incluir elementos a la fotografía es otra tendencia que da resultados, ya sean carteles, letras de madera, pizarras en las que escribir frases divertidas, etc. Invitan al juego y crean escenas memorables y con un toque entrañable y desenfadado para las instantáneas.

Contrastes

Un entorno que muchas veces resulta atractivo es una fábrica o un edificio abandonado. Se trata de buscar el contraste entre lo viejo y lo nuevo, lo vivido y lo que viene por delante.

El escenario del enlace

En el caso de que la boda se celebre en una ermita o iglesia con encanto, y rincones de mucha belleza, situar allí las fotos es siempre una buena idea. Pasear por los jardines y recovecos de estos escenarios hará de la propia arquitectura del lugar el mejor decorado.

La playa, siempre mágica

Si los novios tienen una playa o un embalse cercano, descalzarse y pasear por la arena al son de la brisa siempre crea fondos y marcos incomprabales y llenos de magia.

Globos, color y diversión

Un gran racimo de globos de uno de los colores que destaquen en la boda siempre da mucho juego además de un toque divertido y muy original. Yendo un poco más allá, en caso de que la pareja comparta afición por el motor, son usuales elementos como las motos o sidecars en las fotos pre y post boda. Las bicicletas son más clásicas y también resultan muy elegantes. Siempre teniendo en cuenta que se han de decorar de forma acorde con el estilo de la boda.

Ser espontáneos

Aportar ideas que guíen al fotógrafo para preparar su trabajo es bueno y repercutirá en un mejor resultado. Lo mejor es ser espontáneos y tirar de originalidad para que el profesional saque partido de todo.

Además, el aspecto fotográfico no acaba ahí. Los invitados también pueden tener su momento de protagonismo con un ‘photocall’ en el que no falten multitud de elementos y complementos para elegir. Todos recordarán el momento a través de una propuesta original: invitados, familiares y, cómo no, los verdaderos protagonsitas, los novios.