Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 26 de febrero de 2021
  • Actualizado 16:12

Consejos para preparar la habitación del bebé

baby-499976_640.jpg
Consejos para preparar la habitación del bebé

Preparar y decorar una habitación para un bebé puede llegar a ser muy estresante, si no se tienen las ideas claras y no se sabe muy bien lo que se quiere. Por ello, a continuación te proponemos una serie de consejos que se deben tener en cuenta para conseguir que la habitación infantil quede estupenda.

En primer lugar, es conveniente pensar en los elementos imprescindibles y los muebles que la habitación del bebé debe llevar, como la cuna, un armario, un cambiador, y todo aquello que pienses que vas a necesitar, siempre teniendo en cuenta las preferencias de cada uno y el espacio que haya disponible en la habitación. En la tienda del bebé Mothercare puedes encontrar todo tipo de muebles y accesorios para el cuarto del bebé, como cunas y moisés, colchones, conjuntos de ropa para la cuna, sábanas y mantas, etc.

Para elegir los colores que va a tener el dormitorio, muchos padres se esperan a conocer el sexo del bebé, pero lo más recomendable en pintarla y prepararla cuanto antes y no esperar mucho tiempo más a que el embarazo esté muy avanzado. Lo ideal es pintar las paredes de un color neutro, ya que de esta forma servirá para otros bebés que puedan venir en el futuro.

Por otra parte, es esencial tener mucho espacio para almacenar. Además del armario, que es preferible que tenga muchos cajones y bastante espacio para poner los accesorios del bebé, es muy útil que el cambiador disponga de estantes o cajones en la parte de abajo, que pueden servir para almacenar todo tipo de cosas, como pañales.

La iluminación de la habitación también es un aspecto muy importante. Además de la lámpara de techo, es aconsejable tener otra lámpara de pie o en una mesa, que permita regular la luz, para conseguir que la luz sea más indirecta y más sutil en los momentos en los que se esté alimentando al bebé. También es muy apropiado tener cortinas para evitar que entre mucha luz y no perturbar el sueño del pequeño.

Para personalizar la habitación y darle un toque de color, lo mejor es poner alfombras y cojines de colores. Además, las alfombras son ideales para cuando el niño sea capaz de sentarse solo, para poner allí sus juguetes o para cuando empiece a gatear.