Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 11 de noviembre de 2019
  • Actualizado 23:14

TUDELA

Circuitos cortos y venta directa: otro consumo es posible

Circuitos cortos y venta directa: otro consumo es posible

Las Jornadas de la verdura de Tudela acogieron durante esta edición una serie de charlas y encuentros técnicos cuyo objetivo era acercar al público a otras realidades acerca del mundo de la agricultura, sus productos y el consum o de los mismos. Una de las ponencias destacadas fue la que trató los circuitos cortos de comercialización y la venta directa. Garbiñe Elizaincin, ingeniera técnica agrícola y asesora de INTIA, fue la encargada de mostrar de cerca la realidad de esta forma de sacar los productos agrarios adelante.

El objetivo de un sistema basado en los circuitos cortos y la venta directa es que la agricultura ecológica sirva para redistribuir las ventas y los beneficios en la cadena de comercialización. Es decir, hacer llegar el producto al consumidor sin una incidencia alta de los intermediarios en el precio final y apostando por la cercanía y la sostenibilidad. Un reto complicado pero que algunos productores llevan tiempo impulsando.

El queso de pastor

Un caso destacable, como señaló Elizaincin, es el de los fabricantes de queso de pastor Argai Gartza. En la zona del Norte de Navarra, Euskadi y el sur de Francia, ponen a la venta sus quesos artesanos, ligados a una D.O. y sin depender de otros para marcar sus precios. En total, 162 pastores están asociados a este ‘label’ que basa su negocio en la venta directa: alrededor del 80% de su producción se comercializa en ferias y el resto entre la hostelería y los comercios. “Es un ejemplo de cómo conseguir beneficios mediante la sostenibilidad económica, social y ambiental”, explicó la asesora de INTIA.

A ese respecto, Elizaincin resaltó que en el sistema actual predomina el modelo de industrialización agraria y ganadera, un modelo que busca maximizar el beneficio y que tiene una consecuencia inevitable. “Al final, se busca incrementar la producción, los costes aumentan y el valor de los clientes cercanos o locales desciende. Por añadidura, se crea un sistema excesivamente dependiente de las subvenciones. Un ejemplo son las explotaciones ganaderas. En los útimos años el margen de producto sin contar la subvención ha descendido hasta aproximadamente el 6%”, señaló la asesora de INTIA.

Impacto ambiental

Elizaincin destacó además que la dimensión medioambiental de las decisiones de consumo y de producción es importante. “En nuestra sociedad, tenemos muchos impactos asociados a la distribución de los alimentos, puesto que solemos consumir productos que han realizado recorridos kilométricos hasta el punto de venta”, dijo. “Por eso, los retos de la agricultura local y del fomento de la venta directa son no solo abastecer con productos de calidad, sino también proteger el medio ambiente. Por si fuera poco, los circuitos cortos propician que se mantengan la actividad economica y el empleo en nuestra zona”, añadió.

La asesora de INTIA explicó que en España. el volumen de venta directa es muy inferior a la media europea y al del países como Francia, Rumanía o Italia, donde ronda el 20%. Aunque en el coloquio posterior a la charla reconoció que la legislación española no ayuda excesivamente a fomentar la producción ecológica y de cercanía en determinados  productos por la cantidad de trabas administrativas, sí que puso ejemplos que invitan al optimismo, como el de los productos ecológicos de Navarra (gallinas, carne, quesos). “Es el momento de hablar de ello porque el debate está encima de la mesa y supone una oportunidad de reconectar explotaciones y darle la vuelta a la crisis que sufre el sector”, dijo.