Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 22 de febrero de 2020
  • Actualizado 04:04

MURCHANTE

Basiano, un ilustre embajador de Murchante

Basiano, un ilustre embajador de Murchante

El 23 de marzo de 1966 falleció en Pamplona Jesús Basiano Martínez. El ‘pintor de Navarra’, como se conoció al artista debido a su amplísima obra paisajística sobre los rincones más representativos de la Comunidad Foral, había recibido 11 años el homenaje de su pueblo natal. Ahora, 50 años después de su fallecimiento, Murchante vuelve a rendir tributo al embajador más ilustre que  ha tenido. El Ayuntamiento y la Asociación de Historia y Cultura de la localidad han diseñado un amplio programa de actos que se desarrollará a lo largo de todo el 2016.

“Nos parecía interesante que la conmemoración no se quedara solamente en un homenaje puntual, sino que tuviera recorrido y algo destacado cada mes”, explica Ramón Lizar, uno de los componentes de la Asociación Historia y Cultura. Sin duda la efeméride lo merece. Por ello, el plato fuerte de este gran homenaje que el municipio hará a Basiano llega justamente en este mes de marzo. Este domingo día 20, familiares del pintor y autoridades se acercarán hasta Murchante para celebrar una ofrenda floral en la casa donde nació.

Será un acto emotivo, en el que tendrán presencia las rondallas, las jotas y la poesía de tres autores murchantinos. “Va a ser especial por la presencia de los familiares y por ese toque poético y musical”, afirma el historiador local Esteban Orta, quien destaca la implicación de los descendientes del pintor. Sus dos hijos, Jaime y Javier, también pintores, mostrarán también sendas exposiciones en Murchante durante los meses de junio y agosto, respectivamente. Además, la nieta del artista, la periodista de Antena 3 Blanca Basiano, ha colaborado activamente al facilitar documentos y referencias de cara al ‘Año Basiano’.

Inauguración del museo

No sólo este acto destaca en la agenda de marzo. Para quienes quieran bucear un poco más en parte de la inmensa obra de Basiano, desde el pasado 11 de marzo está abierto el museo dedicado al pintor que alberga la localidad. Allí continuará expuesta, hasta el día 31 de este mes, una exposición itinerante que después se trasladará al Museo Muñoz Sola de Tudela. “Es una muestra muy digna y con una presencia de obras muy destacada, y es una suerte que Murchante pueda acogerla”, señala Orta.

Otra de las actividades destacadas que se desarrollará a lo largo del año son la proyección del documental ‘Los malos sueños de René Petit’ (17 de abril), dedicado al  futbolista e ingeniero francés, ideólogo de la obra del Embalse de Yesa y al que Basiano conoció personalmente.

Además, en mayo, Esteban Orta guiará visitas por el Murchante de finales de siglo XIX, el que vivió el pintor, y del que, en palabras del propio Orta, “desgraciadamente queda muy poco”. El 27 de agosto se organizará un viaje a la exposición de la Ciudadela dedicada al pintor y en septiembre, concretamente el día 24, el homenaje será en forma de jornada gastronómica.

Una referencia

Pese a que para muchos la biografía de Basiano es desconocida, en Murchante siempre ha destacado la conciencia de la importancia del pintor y su simbolismo como murchantino de cara a las nuevas generaciones. Un busto preside una plazoleta en el centro del municipio, que siempre le recibió con los brazos abiertos cada vez que pasaba unos días en casa de los familiares que permanecieron en el pueblo, y que celebró sus premios y su brillante trayectoria con el mencionado homenaje de 1955.

“Aunque no existe constancia de que pintara cuadros relativos a Murchante, es muy probable que lo hiciera, porque volvía a menudo y aquí seguía pintando”, explica Esteban Orta, quien se basa en los testimonios de Feli Simón, una familiar del pintor recientemente fallecida que hacía de anfitriona en las breves estancias del artista en el municipio. “Feli siempre contaba que Basiano llevaba todo su material y los caballetes en un burro”, afirma Orta.

La obra del pintor está cuantificada en unos 5.000 cuadros. De ellos, 1.500 están catalogados gracias a José Mª Muruzabal, doctor en Historia del Arte, amigo personal del artista y el mayor experto en la vida y obra de Basiano que haya existido. “Gracias a él hemos podido dar forma a muchas de las actividades que se van a celebrar en Murchante este año”, destaca Orta.

Basiano dejó Navarra siendo muy joven, aunque en sus testimonios glosaba constantes referencias a la inspiración que le habían reportado los atardeceres que vislumbró de pequeño en el pueblo. Vivió y estudió en Bilbao y fue becado para formarse en la prestigiosa Escuela de San Fernando. Tanto en Bilbao como en Madrid labró un currículum lleno de premios y reconocimientos que continuaron hasta que se trasladó a Pamplona, donde se casó y formó una familia.

Según explica Orta, Basiano fue “el único pintor navarro que vivió de su oficio durante la Guerra Civil y la posguerra”. También pasó un año en Roma, poco antes del estallido de la Primera Guerra Mundial. Otra muestra más de la relevancia de este artista que Murchante siempre llevará grabado en su historia.

Un documental sobre el pintor se estrenará en diciembre

Como iniciativa enmarcada en el ‘Año Basiano’, se va a realizar un documental sobre el pintor, su vida y su legado artístico y cultural. “Es un proyecto interesante, novedoso y de gran valor. Siempre hay referencias bibliográficas, pero nos ha costado encontrar documebtos gráficos sobre Basiano. De esta forma vamos contribuiremos con un documento audiovisual”, explica Ramón Lizar.

La pieza se elaborará y editará a lo largo del año y contará con entrevistas a familiares, expertos en arte, pintores y académicos. Además, en el montaje final también estarán incluidos resúmenes e imágenes destacadas de todas las actividades celebradas en Murchante a raíz de esta iniciativa anual. El documental se estrenará el 17 de diciembre de 2016.