Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 19 de enero de 2021
  • Actualizado 03:17

CINCO VILLAS

Rutas legendarias para descubrir la naturaleza

La Comarca de las Cinco Villas pone en marcha el programa ‘Senderos de Leyenda’, una selección de los mejores senderos en esta comarca aragonesa
Senderos de Leyenda
Senderos de Leyenda
Rutas legendarias para descubrir la naturaleza

La Comarca de las Cinco Villas pone en marcha el programa ‘Senderos de Leyenda’, una selección de los mejores senderos en esta comarca aragonesa en los que a través de los materiales que proporcionan en cada ruta, se puede realizar un completo paseo autoguiado para hacer con la familia, en pareja o con amigos, en el que te cuentan todas las curiosidades que hay al lado de los senderos y que, muchas veces, pasan desapercibidas ante nuestros ojos. 

Disponen de ocho rutas diferentes:

1. Ruta de las fuentes

En la época medieval (s. X), Uncastillo era una población próspera en comercio y pertenecía al Reino de Navarra gobernado por Sancho Garcés II. Esta localidad estaba en la frontera entre el mundo cristiano y el musulmán, gobernado entonces por Almanzor, caudillo del califato de Córdoba. A pesar de existir un pacto de no agresión entre los reinos, fueron muchas las veces que Sancho Garcés atacó a las poblaciones musulmanas de la frontera cerca de Uncastillo. Harto de estas escaramuzas, Almanzor, mandó apresar a 50 caballeros de Uncastillo como rehenes para garantizar que el rey cristiano no iba a atacar más a sus poblaciones musulmanas. 

VER PDF · TRACK GPX · TRACK KMZ

2. Aguarales de valdemilaz

Por estas calles de Valpalmas corría de niño el ilustre aragonés, premio Nobel y uno de los mejores científicos de la historia de España, Don Santiago Ramón y Cajal. Y dicen que en esa época no le gustaba nada estudiar y su padre enfadado le obligó a trabajar de aprendiz de zapatero y de barbero. Algo le ocurrió durante esa época, que le hizo cambiar y volverse un gran estudioso. Además, la destreza que adquirió en su etapa de aprendiz, le sirvió para convertirse en un auténtico especialista diseccionando tejidos con gran precisión para luego observarlo en el microscopio.

VER PDF · TRACK GPX · TRACK KMZ

3. Ruta de los barrancos

Biel era conocido en la antigüedad por sus perfumes y aromas de lavanda o espliego en aragonés. Y es que eran muchos los vecinos que plantaban lavanda o espliego, en aragonés. Y es que eran muchos los vecinos que solían recolectar lavanda para luego, cocer las plantas en alambiques, y extraer asi el alcohol para fabricar perfumes y aromas. De esta manera, conseguían ganar un dinero extra para complementar su economía basada principalmente en la agricultura y ganaderías. Este Sendero de Leyenda es uno de los dos que puedes hacer saliendo de Biel. Este recorrido lo comenzaremos en el parking de Pozo Tronco a 2 kilómetros de Biel por pista en buen estado.

VER PDF · TRACK GPX · TRACK KMZ

4. La ralla de la negra

Antiguamente Las Bardenas era un territorio desértico en el que se refugiaban bandoleros. En estas tierras se hicieron famosos los nombres de «El Trapo», «El Gordillo», «El Mala cara», «El Moneos»... pero el que sin duda alguna alcanzó mayor fama en esta tierras durante el siglo XV fue Sancho de Rota, más conocido como “Sanchicorrota El Rey de las Bardenas». Al parecer vivía oculto en alguna de las cuevas que se encuentran por este zona y según cuentan se dedicaba a asaltar a los ricos y a repartir el botín entre sus compañeros. Todo un Robin Hood de Las Bardenas.

VER PDF · TRACK GPX · TRACK KMZ

5. Ruta de las lezas

Este impresionante pueblo medieval a los pies del Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo, fue una importante fortaleza y tierra de frontera entre los cristianos y musulmanes en la Edad Media. Durante el medievo aquí vivieron judíos y aún hoy se puede ver su huella en la judería del casco urbano. Y también aquí vivieron importantes reyes, como el mismísimo Alfonso I El Batallador, que pasó aquí parte de su infancia.

VER PDF · TRACK GPX · TRACK KMZ

6. Pozo pígalo

El río Arba de Luesia llegó a haber 5 molinos harineros junto al río Arba de Luesia. Uno de ellos se encuentra junto al Pozo Pígalo, punto de inicio de esta excursión, y aún se pueden apreciar sus restos. Durante la ruta nos adentraremos en un frondoso bosque, que según cuentan, fue lugar de paso de personas y mercancias entre el Pirineo y el Valle del Ebro. Al parecer fue un territorio clandestino y eran frecuentes los enfrentamientos entre mercaderes , contrabandistas y gendarmes por el año 1800.

VER PDF · TRACK GPX · TRACK KMZ

7. Fayar de gozapaño

Un sastre de Luesia fue requerido para ir urgentemente a Biel por la noche. Llegando al Collado del Correo sintió la presencia de un bandolero en su espalda, ya que notaba que algo le tocaba la espalda continuamente. Entonces gritó varias veces sin girarse: «suéltame que voy a Biel», pero el supuesto bandolero no le hacía caso, así que al final, decidió girarse con sus tijeras abiertas dispuesto a herirlo. Fue entonces cuando se dio cuenta que en realidad se había enganchado con una zarza y entonces le dijo muy serio a la zarza pero a la vez todavía atemorizado: «lo mismo me hubiera dado que hubieras sido un hombre bandolero».

VER PDF · TRACK GPX · TRACK KMZ

8. Ruta de los peceros

La gente de Longás en el pasado, vivían del ganado y de sus bosques, y guardaban con celo un secreto que les permitía fabricar un oro negro que extraían de los pinos y que se conocía como «la pez». Por eso se les llama peceros y todavía hoy puedes conocer cómo fabricaban este preciado material.

VER PDF · TRACK GPX · TRACK KMZ

Senderos de Leyenda cartel

Más información en comarcacincovillas.es y en el teléfono 976 662 210.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad