Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 02:12

ARAGÓN

Un 86% de los jóvenes entre 14 y 18 años compra por internet

La mayoría de los adolescentes son activos compradores por Internet.
Hay que prestar atención a que la dirección donde vayamos a efectuar la compra sea ‘https’
Hay que prestar atención a que la dirección donde vayamos a efectuar la compra sea ‘https’
Un 86% de los jóvenes entre 14 y 18 años compra por internet

El 86% de los adolescentes entre 14 y 18 años son compradores asiduos a través de Internet. Esto es lo que se desprende de las encuestas realizadas por la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios dentro del Programa de Educación del Consumidor 2019-2020 del Gobierno de Aragón. Las encuestas se realizaron a 539 alumnos de 3º y 4º de la ESO, Bachillerato y Formación Profesional para conocer, entre otros asuntos, cuáles son sus hábitos de compra o cómo manejan sus finanzas personales.

De entre los resultados, destaca que la mayoría de los adolescentes encuestados están o bien familiarizados o bien son activos compradores por Internet. En concreto, un 39% compra habitualmente, un 61% lo hace algunas veces y de quienes no compran directamente, sí lo han hecho en ocasiones de forma indirecta en compañía de sus padres u otros familiares. En cuanto a la demanda de productos, los alumnos suelen adquirir ropa (77%), aunque cada vez se observa una tendencia mayor a comprar libros o artículos de papelería (57%), entradas para espectáculos (56%) y electrónica (50%).

El ordenador y el móvil son los dispositivos elegidos para sus compras por Internet y su forma de pago más habitual es la tarjeta de crédito o débito. El 85% aseguran que suelen fijarse en las condiciones de venta y comparar precios entre distintas páginas. Además, el 92% toman precauciones a la hora de comprar por internet como, por ejemplo, entrar solo en páginas de empresas conocidas, utilizar PayPal u otras aplicaciones de pago seguras, prestar atención a la dirección ‘https’ o recurrir a tarjetas monedero que requieren carga previa. Una vez tramitado el pago, la mayoría manifiestan no haber tenido problemas con la recepción del pedido y cuando sí se ha producido algún contratiempo normalmente tiene que ver con retrasos o incumplimiento de los plazos de entrega. En menor medida, dicen haber recibido objetos defectuosos o rotos, que no se corresponden con su descripción en la página web o directamente no han recibido su compra.