Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 20 de octubre de 2020
  • Actualizado 13:06

TUDELA

“En tiempos de crisis hay grandes oportunidades”

Hablamos con Ricardo Comín Escartín, de Aplicaciones Industriales Técnicas (AIT), para saber cómo ve el presente y futuro de la empresa ribera en esta pandemia.

Ricardo Comín Escartín
Ricardo Comín Escartín
“En tiempos de crisis hay grandes oportunidades”

A nivel personal, ¿cómo llevaste el confinamiento y el cambio de ritmo que supuso?

El primer momento fue de impacto y preocupación, sin embargo, en 24 horas me replanteé que está situación había que reconvertirla en algo positivo, ayudando sobre todo a los sanitarios que los veía totalmente desprotegidos ante la pandemia. Así que en tiempo récord nos juntamos un grupo de personas (Makers Navarra) y pusimos nuestras impresoras 3D a funcionar a hacer pantallas protectoras.

A nivel familiar también fue estresante hasta la “reunificación” mis dos hijos estudiando fuera, uno de ellos en el extranjero, se cancelaban vuelos y la situación se complicaba por momentos al final todo salió bien.

¿Y ahora, en este momento de inicio de un otoño-invierno diferente?

Ahora mismo seguimos con preocupación y extremo cuidado a la vez que esperanzados con los avances en la vacuna que será lo que nos haga volver lo antes posible a la verdadera normalidad.

¿Crees que esta pandemia va a cambiar nuestro modo de vida y la forma que tenemos de entenderla y llevarla?

Indudablemente nos va a cambiar, personalmente tengo la esperanza, que en el medio plazo podamos volver a ser los de antes, sin los miedos e incertidumbre que tenemos ahora.

En general, ¿crees que se actuó adecuadamente desde la Administración cuando todo comenzó?

Es difícil de valorar esto, indudablemente ahora sabemos que las cosas se podían haber hecho antes y mejor. Es evidente que no estábamos preparados.

¿En qué se acertó, en qué se quedaron cortos, en qué pecaron de imprudentes o de lanzados?

Se quedaron muy cortos en la protección de los sanitarios. A mí personalmente me decepciona mucho cuando se falta a la verdad, desde la administración se dijo que no hacían falta las mascarillas simplemente porque en ese momento no había. Creo que esto fue un gravísimo error. Da mucha tristeza ver cómo se toman las decisiones en clave política mirando los posibles resultados futuros. Echo de menos acuerdos y decisiones conjuntas de todos los partidos por el bien común.

Por otro lado, parte de la sociedad sigue “pecando de imprudentes y lanzados” y esto lo pagamos todos.

¿Y ahora se están sabiendo resolver los retos? ¿Por qué?

Ahora tenemos más conocimiento gracias a la investigación y al trabajo de científicos y sanitarios, aunque hay parte de la sociedad que todavía no ha tomado consciencia de la gravedad de la situación.

¿Cómo ves la economía en este momento de actividad y freno simultáneo con los contagios?

Con preocupación hay sectores que están sufriendo mucho y que tardarán en recuperarse.

¿Y en vuestro sector en particular?

Nosotros trabajamos para el sector alimentario y parece que no es de los más afectados, aunque la incertidumbre paraliza las inversiones y dificulta mucho la labor comercial especialmente en el extranjero y esto sí que nos afecta ya que aproximadamente el 70% de nuestros equipos van al mercado internacional.

¿Cómo crees que hay que afrontar este momento y el futuro próximo?

Con alegría y esperanza soy consciente que en muchos casos va a ser muy difícil, pero también sabemos que por una causa u otra las crisis van a venir y de manera continua y periódica, aunque parezca un axioma en tiempos de crisis hay grandes oportunidades.

¿Qué ha echado en falta el Empresario en este tiempo a la hora de reconocer su papel en la sociedad?

Como dijo Churchill “muchos miran al empresario como el lobo al que hay que abatir; otros lo miran como la vaca a la que hay que ordeñar; pero muy pocos lo miran como el caballo que tira del carro”.

Cuando la gente lee, oye la palabra empresario parece que el pensamiento va al Ibex o incluso más arriba, hay que pensar en los miles de autónomos y pymes que trabajamos con vocación emprendedora, con el afán de generar un bien propio y común.

¿Crees que hay demasiada burocracia para las gestiones ante la Administración?

Demasiada y lenta e incluso muchas veces muy poco clara, parece que se mueven mejor en la indefinición.

¿Cómo ves al Gobierno Foral, al central y al municipal? ¿Hacen un buen seguimiento del déficit que se está produciendo?

Desconozco esto, como para hacer una valoración. Una buena herramienta no solo para mejorar el déficit si no la sociedad es crear empleo y esto lo hacen los empresarios y ahí es donde la administración junto con todos los agentes sociales debe ayudar trabajando conjuntamente e impulsando las condiciones para que se pueda crear empleo de calidad y con certidumbre. 

¿Están demasiado lejos administradores y administrados?

Mas que lejos yo diría que no parecen tener los mismos objetivos, da la sensación que los administradores luchan más, por mantener su puesto de trabajo/poder, que por el bien de la sociedad.

¿La nueva Ley de Teletrabajo está bien planteada? ¿Aporta mejoras? ¿Qué más falta por hacer?

Esta forma de trabajar hay que mirarla en clave de mejora de las relaciones laborales un “win to win”, en muchos casos no es un ahorro de costes si no lo contrario, sin embargo, es una muy buena oportunidad para ayudar a la conciliación laboral.