Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 11 de julio de 2020
  • Actualizado 23:49

NAVARRA

Los test del coronavirus comienzan a llegar a las grandes empresas

Ante la evidencia de que no habrá campañas gubernamentales para detectar casos de coronavirus en las empresas, el Grupo AN comenzó este martes a realizar las primeras pruebas en su plantilla, según pudo confirmar NavarraCapital.es. Además, Volkswagen Navarra y el Grupo Uvesa ya están estudiando la posibilidad de aplicar esta medida entre sus empleados.
Volkswagen Navarra estudia varias alternativas para realizar pruebas del coronavirus entre sus trabajadores. (Fotos: cedidas)
Volkswagen Navarra estudia varias alternativas para realizar pruebas del coronavirus entre sus trabajadores. (Fotos: cedidas)
Los test del coronavirus comienzan a llegar a las grandes empresas

El Gobierno de Navarra ya ha anunciado, a través de una orden foral, que la empresa interesada en conocer la salud de sus empleados con respecto al coronavirus tendrá que autogestionar los correspondientes test, incluida la adquisición de los materiales necesarios. De modo que algunas de las compañías más importantes ya se han puesto manos a la obra en este sentido, como el Grupo AN, que este martes realizó las primeras pruebas a parte de su plantilla; Volkswagen Navarra, que posiblemente tomará una decisión al respecto esta misma semana; o el Grupo Uvesa, que también baraja esta posibilidad.

“En el momento actual, desde Salud Pública no se indica la realización de test rápidos en población de baja prevalencia, como es el caso de la población trabajadora, fuera de los ámbitos sanitario y sociosanitario”, afirmaron fuentes oficiales del Departamento de Salud a NavarraCapital.es. De modo que si las empresas deciden hacer las pruebas, “deben atenerse a lo contemplado en la Orden Foral del 24 de abril”, que deja en sus manos cualquier acción al respecto, ya que el Ejecutivo foral descarta la posibilidad de llevar a cabo una campaña en el ámbito laboral, al menos por ahora.

Dicha orden foral señala, también, que las pruebas realizadas por cualquier organización deberán contar con la prescripción de los respectivos servicios de prevención de riesgos laborales y/o modalidad preventiva, en su caso, “y deberán ajustarse a la guía y recomendaciones elaboradas por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra”.

Y no solo eso: las empresas deberán poner en conocimiento del Departamento de Salud la información referente a la adquisición de “hisopos para toma de muestras, medio de transporte de virus, reactivos de inactivación, kits de extracción de ácidos nucleicos o reacciones de PCR, test rápidos”...

En una reciente entrevista concedida a este medio, el secretario general de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), Carlos Fernández Valdivielso, ya confirmó que la patronal se había dirigido al Gobierno de María Chivite para tratar de impulsar este tipo de medidas en las compañías: “Nosotros estamos insistiendo en esta materia porque, efectivamente, las empresas los están demandando (los test). Pero, por el momento, el Gobierno nos indica que este es un tema que lleva Salud. Espero que, en próximas fechas, con algo más de claridad, podamos avanzar en este asunto”. 

La CEN y el Ejecutivo foral, a través de su sociedad pública Sodena, han colaborado en las últimas semanas para conseguir que las pymes, micropymes y el personal autónomo puedan dotarse de equipos de protección individual homologados, tras constatarse las “las enormes dificultades” a las que se enfrentaban para acceder a proveedores fiables y canales seguros de distribución.

Los pioneros

En este escenario, algunas de las empresas navarras más relevantes por facturación y número de trabajadores han iniciado su propio camino. Por ejemplo, el Grupo AN hizo este martes las primeras pruebas diagnósticas a parte de su personal, de las que se encarga un gabinete de prevención contratado por la sociedad cooperativa. “Se hacen pensando en los trabajadores, para cubrir una necesidad y dar respuesta a una inquietud que la gente, como es lógico, tiene estas semanas”, apuntaron fuentes de la entidad a NavarraCapital.es. Son pruebas voluntarias, que se ofrecen gratuitamente y que han comenzado con las personas consideradas de riesgo y los mayores de 60 años, en una empresa que ronda el millar de trabajadores y que facturó 1.353 millones de euros en 2019.

Las gestiones comenzaron hace unos veinte días, cuando desde el gabinete de prevención se plantearon varias opciones de test, que fueron sometidas a la consideración de expertos en salud y en protección de datos.

Paralelamente, la empresa confeccionó un listado con las personas “vulnerables”y las que tienen más de 60 años, “aunque la idea es extender la posibilidad de someterse a las pruebas a toda la plantilla”. Finalmente, se optó por un test de anticuerpos, con una fiabilidad superior al 90 %. Este informa si la persona ha adquirido inmunidad o no, en cuyo caso podrá seguir siendo analizada durante el tiempo que se considere oportuno, o si está infectada por el coronavirus y debe pasar el correspondiente periodo de cuarentena.

La evaluación de la salud del personal servirá, además, para adoptar medidas preventivas cuando quienes trabajan ahora desde sus domicilios vuelvan a hacerlo en las instalaciones de la empresa. Por ejemplo, a la hora de colocar mamparas o ampliar la distancia de separación entre los puestos.

El caso de VW Navarra

Partiendo del hecho de que son las propias empresas las que deben organizarse para llevar a cabo las pruebas, la más importante de la Comunidad foral, Volkswagen Navarra, con más de 5.000 trabajadores y una facturación que llegó a los 3.816 millones de euros el año pasado, ya ha dado los primeros pasos, según pudo confirmar este medio.

De hecho, el Comité Ejecutivo de la factoría de Landaben tiene varias alternativas sobre la mesa, que valorará en los próximos días junto con el responsable del servicio médico.

A partir de ahí, decidirá si finalmente lleva a cabo las pruebas y si estas son estudios serológicos, PCR, PCR para quienes hayan dado positivo en los serológicos… También está analizando quiénes se someterían a los test e, incluso, si deberían hacerse o no a toda la plantilla.

La fábrica reanudó parcialmente su producción el 27 de abril y, desde entonces, no ha detectado problemas de salud entre sus empleados. Eso sí, al inicio de la jornada se toma la temperatura a todos los empleados, entre otras medidas preventivas.

El Grupo Uvesa

En el Grupo Uvesa, que cuenta con más de 800 trabajadores y una facturación superior a los 430 millones de euros, también están barajando “la posibilidad”de realizar test rápidos o pruebas PCR a la plantilla, “ahora que parece que se han esclarecido los criterios de calidad y homologación”.

Además, fuentes de la compañía resaltaron que desde el inicio de la pandemia han adaptado sus protocolos, cuando ha sido necesario, a las recomendaciones y requerimientos dictados por el Ministerio de Sanidad.

Por eso, han reforzado las medidas de desinfección y limpieza, han aplicado cambios de turnos, han cerrado instalaciones como algunos comedores, han brindado apoyo psicológico, han impulsado el teletrabajo y los cursos de prevención.

Laboratorio del Grupo Uvesa en Tudela