Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 19 de abril de 2021
  • Actualizado 05:50

La tecnología al servicio de la inversión

La tecnología nos lo ha puesto todo más fácil
Imagen de energepic.com en Pexels
Imagen de energepic.com en Pexels
La tecnología al servicio de la inversión

La tecnología nos lo ha puesto todo más fácil, de eso no cabe duda. Desde maquinas que lavan ropa y platos por nosotros, hasta robots de cocina que nos tienen la comida preparada cuando llegamos a casa, incluso coches que se conducen solos. Y el mundo de las finanzas no se queda atrás. 

La población española ha sido históricamente reticente a la inversión personal, y dos de los factores que han contribuido a ello son la desconfianza y la falta de conocimiento financiero. Hoy en día, la disponibilidad de herramientas de análisis y gestión de inversiones para el público en general, ha supuesto un punto de inflexión, animando cada día a más gente a crear estrategias para hacer crecer sus ahorros. 

A continuación, hablaremos de dos formas en las que la tecnología nos lo pone más fácil a la hora de operar en los mercados: los roboadvisors y el copy trading.

Roboadvisors 

Empecemos con los roboadvisors, y lo primero es comprender qué son. Aunque su nombre parece indicar que son simples robots, como Siri o Alexa, los roboadvisors van más allá: son gestores financieros automatizados, un robot experto en tus finanzas. El termino se usa muchas veces para referirse a las empresas que ofrecen estos servicios; sin embargo, el roboadvisor en sí no es una persona, ni tampoco un conjunto de personas, si no un software diseñado a base de complejos algoritmos que predicen tu porfolio en base a tu patrimonio, objetivos y tolerancia al riesgo.

Estos algoritmos están diseñados por economistas y matemáticos, lo que para muchos garantiza que las decisiones del roboadvisor van a seguir estrategias tradicionales y prudentes. Una vez que aceptas el porfolio sugerido por el roboadvisor, éste gestiona tu dinero como si de ti se tratara. Un beneficio claro del uso de este servicio, a parte del tiempo y esfuerzo ahorrado, es que normalmente sus comisiones son mucho menores a las de un asesor de carne y hueso.

Copy trading

Ahora hablemos del copy trading.  El copy trading es, en esencia, replicar las operaciones de traders de gran éxito en tu propio portafolio.  De esta forma, el inversor puede vincular su cuenta particular a aquella del trader que prefiera; cuando este trader realice alguna operación, ésta será replicada proporcionalmente en la cuenta del primer inversor. Además, por norma general, este tipo de cuenta te permite decidir el nivel de automatización de las operaciones; no siempre tienes que copiar los movimientos de otros, puedes decidir hacerlo sólo con parte de tu capital. 

En cuanto a cómo elegir el trader al que copiar, muchas veces es aconsejable usar una página copymaster. Estas páginas se dedican a analizar los diferentes traders y sus diferentes estrategias, de forma que el inversor pueda ver cuáles suponen mayor o menor riesgo para su capital. 

Como siempre, cualquier tipo de decisión en cuanto a nuestras finanzas siempre conlleva ciertos riesgos, así que os animamos a leer sobre el tema y tomar vuestras propias decisiones. Por lo pronto, nosotros nos seguiremos sorprendiendo del siempre creciente papel que la tecnología tiene en nuestras vidas, nuestras decisiones y nuestro futuro.