Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 19 de septiembre de 2020
  • Actualizado 20:45

TUDELA

Relevo generacional en el comercio local

La mítica librería El Cole del Barrio de Lourdes de Tudela ha sido traspasada.

Silvia López Jiménez, Miguel Ángel Gracia Eraso y Nabil Kebab
Silvia López Jiménez, Miguel Ángel Gracia Eraso y Nabil Kebab
Relevo generacional en el comercio local

Tras toda una vida al frente de la librería El Cole del Barrio Lourdes (Avenida Santa Ana 18), Miguel Ángel Gracia Eraso ‘Fangio’ finalmente traspasa su negocio. Y ya tiene nuevos dueños, se trata de la pareja de jóvenes Nabil Kebab y Silvia López Jiménez.

Desde que ‘Fangio’ se acogió a la jubilación activa lo hizo con la intención de no cerrar la tienda, un negocio que funciona a pleno rendimiento y que entendía que no podía cerrar. Así pues su objetivo principal fue intentar traspasarlo para que no cesase este servicio que presta para los vecinos del barrio y de Tudela en general. 

“El comercio local hay que potenciarlo, hay que hacer cambiar a la gente el chip para que consuma más en los comercios locales y de barrio en vez de acercarse a las grandes superficies o que compren por internet. Si no lo hacen así, de aquí a unos años esto estará totalmente desertizado y entonces nos quejaremos”, denuncia Miguel Ángel Gracia. 

Nabil Kebab, Miguel Ángel Gracia Eraso y Silvia López Jiménez

“A las personas que tienen un negocio en marcha y que estén en una la situación similar a la mía les diría que lo intenten. Hay que poner parte de todos. El futuro pasa por que haya comercio local ya que eso es lo que da movimiento a Tudela. Que sea una ciudad activa, con movimiento, con negocios y comercio. De eso es de lo que se trata, de sociabilizar”, anima el hasta ahora regente de El Cole.

  "De aquí a unos años esto estará totalmente desertizado”

Miguel Ángel Gracia Eraso
Librería El Cole

Por su parte, López y Kebab estaban buscando una oportunidad como ésta y la han aprovechado. “Es una librería que ha estado toda la vida en el barrio y me daba mucha pena que cerrase. Recuerdo este establecimiento desde pequeña y ahora tenemos muchas ganas y mucha ilusión de coger el testigo a Miguel Ángel”, subraya Silvia.

Por último, Silvia López anima a la gente a que emprendan y a que se impliquen en el pequeño comercio “quien no arriesga no gana, hay que intentarlo”.