Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 19 de abril de 2021
  • Actualizado 22:03

ABLITAS

Nueva alianza estratégica de Aceites Sandúa para expandir su crecimiento

Oleosandúa es la nueva joint venture participada a partes iguales por la compañía navarra Aceites Sandúa y el grupo agroalimentario andaluz MIGASA.

Laura y José Luis Sandúa
Laura y José Luis Sandúa
Nueva alianza estratégica de Aceites Sandúa para expandir su crecimiento

Las compañías Aceites Sandúa y Grupo MIGASA han puesto en marcha la joint venture Oleosandúa, una alianza estratégica por la que la compañía navarra se apoya en el grupo andaluz para fortalecer y expandir su crecimiento, al mismo tiempo que mantiene sus valores, estructura y señas de identidad ligadas desde su fundación a la comunidad foral. 

Oleosandúa empezará a operar a principios de 2021 y está participada a partes iguales por ambas compañías. Así, el carácter estratégico de esta unión está orientado a consolidar y explotar todo el potencial y los valores de marca de Aceites Sandúa, manteniendo su calidad y origen navarro, así como la vinculación con los proveedores locales. 

De esta manera, Oleosandúa pasará a comercializar todas las marcas de aceite que actualmente produce, distribuye y vende Aceites Sandúa. 

Aceites Sandúa es una marca navarra comprometida con su entorno desde su fundación en 1975. La elaboración de aceites de calidad, de origen 100% español, es uno de los valores diferenciales que define a Sandúa y le ha permitido situarse entre las veinte primeras del sector, sin perder su carácter artesanal y tradicional. 

“La calidad y el origen navarro de Aceites Sandúa son características que el mercado y el consumidor valoran muy positivamente. Nuestros aceites y el espíritu de la empresa concentran el saber de la tradición olivarera del sur de Navarra, y ahora, gracias a esta joint venture, conseguimos los medios y recursos para que su carácter genuino y artesanal se conserve y ponga en valor, con la misma calidad de siempre y multiplicando su potencial de crecimiento”, concluye Laura Sandúa, gerente de Aceites Sandúa. 

“El Grupo MIGASA se encuentra en constante crecimiento gracias a los acuerdos con marcas claves del sector agroalimentario, que se incorporan a su entorno manteniendo su esencia y las características que las hacen únicas y relevantes para sus mercados y consumidores, contribuyendo a que estas se hagan más grandes al aportar diversos tipos de recursos”, señalan fuentes de Grupo MIGASA. Esta empresa familiar andaluza, con más de setenta años de historia, es actualmente la ​primera empresa agroalimentaria de Andalucía por volumen de facturación y el principal exportador de aceite de España, con presencia en más de cien países de los cinco continentes.

Aceites Sandúa 

Aceites Sandúa fue fundada en 1975 por Lorenzo Sandúa Macaya en la localidad navarra de Ablitas. Desde entonces, con trabajo, pasión y constancia, esta empresa familiar, no ha dejado de crecer día a día dibujando una brillante trayectoria en el mundo del aceite situándose entre las veinte primeras empresas del sector del aceite en nuestro país, caracterizándose siempre por elaborar aceites de la máxima calidad, así como por hacer del cliente un “partner” al que poder asesorar en sus necesidades.

Durante los últimos años, las instalaciones de Aceites Sandúa han experimentado mejoras y ampliaciones hasta llegar a los 5.000 m2 actuales, en los que se incluye un laboratorio propio y una sala de catas, para formar y atender a clientes y proveedores en los mejores usos del aceite. La Responsabilidad Social empresarial, el respeto hacia el medioambiente y la eficiencia energética han guiado en todo momento las nuevas construcciones implementadas por la empresa.

Junto a sus instalaciones, Sandúa cultiva grandes extensiones de olivares de los que, mediante una recolección temprana y un control exhaustivo del proceso, obtiene un aceite de oliva virgen extra de la más excelente calidad

Sandúa dispone de una amplia y variada gama de aceites, entre los que se incluyen los más especiales virgen extra, como los monovarietales de Arbequina y Empeltre; el coupage Cosecha Seleccionada y el Arbequina Ecológico. Asimismo, la empresa navarra cubre las necesidades de todos sus clientes con aceite oliva de sabor suave e intenso, aceite de girasol, aceite de semillas y los aceites especiales para freír. Estos últimos constituyen un desarrollo propio de I+D, en los que Sandúa se ha convertido en todo un especialista, con la diferencia añadida de que ninguno de ellos incluye palma o cualquier grasa saturada, consiguiendo un aceite 100% saludable. 

La firma navarra cuenta con una dilatada experiencia en comercio internacional. El 25% de su facturación actual procede de exportación y sus aceites se encuentran en más de 50 países de todo los cinco continentes, siendo Europa su mercado preferente. 

Grupo MIGASA 

MIGASA es la primera empresa agroalimentaria de Andalucía por volumen de facturación y el principal exportador de aceite de España, con presencia global en más de 100 países.

Este grupo agroalimentario, líder mundial en el sector aceitero, fue fundado por Miguel Gallego Núñez en los años treinta del siglo XX y con sede principal en Dos Hermanas (Sevilla). 

Este liderazgo es el fruto de la convicción, transmitida desde sus dirigentes, de conseguir una mejora continua en todas las fases y actividades que persigan la elaboración del mejor aceite, así como de ofrecer un excelente servicio que cumpla con las expectativas de sus clientes.

Actualmente, es la primera empresa agroalimentaria de Andalucía por volumen de exportación, con presencia en más de 100 países de los cinco continentes. Con más de 60 años de presencia en los mercados internacionales, la empresa centra su actividad en el sector agroalimentario, mediante la elaboración y comercialización de aceite de oliva, aceite de girasol, aceite de orujo de oliva, mayonesas, salsas, tomates, conservas vegetales, gazpacho, salmorejo, y todos los tipos de aceites vegetales y ácidos grasos derivados del aceite. 

La multinacional MIGASA cuenta con cerca de 1200 trabajadores, contribuyendo igualmente a la creación de cientos de puestos de trabajo indirectos, logrando un adecuado control de todas las fases del proceso, desde la selección y producción, hasta el envasado y la comercialización. 

Desde sus orígenes la compañía mantiene el mismo espíritu competitivo y dinámico, sin perder sus señas de identidad como empresa familiar. Con la tercera generación ya incorporada y la profesionalización de la empresa, la historia de MIGASA se ha caracterizado por el esfuerzo, la dedicación, la inversión en innovación y el trabajo en equipo.