Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 19 de septiembre de 2020
  • Actualizado 21:42

NAVARRA

Navarra, una de las ocho regiones en las que el paro descendió en agosto

Aunque la tasa de crecimiento interanual sigue descendiendo, el paro es un 25% superior al de hace un año y se sitúa en los niveles de 2016.
También la afiliación a la Seguridad Social mejoró en agosto.
También la afiliación a la Seguridad Social mejoró en agosto.
Navarra, una de las ocho regiones en las que el paro descendió en agosto

El número de parados en Navarra descendió con respecto a julio, hasta los 38.970 desempleados. Supone un descenso del 2,69% y con ello, Navarra es una de las ocho comunidades autónomas en las que el paro descendió en agosto. El paro bajó en todos los sectores salvo en la construcción, que aumentó en 17 personas. 

También la afiliación a la Seguridad Social mejoró en agosto. El número de afiliados totales subió un 0,82% con respecto a julio, hasta los 284.540 afiliados si bien volvió a descender en términos interanuales, un 0,98% (2.821 afiliados menos). 

El dato de agosto es positivo y muestra que la economía navarra se recupera, poco a poco, del efecto que sobre el empleo tuvo el confinamiento y el cierre de determinados sectores. Esta recuperación es muy importante, pero es necesario no perder la perspectiva y prestar atención a la comparativa con el año pasado o los meses anteriores a la crisis. 

Aunque la tasa de crecimiento interanual sigue descendiendo, el paro es un 25% superior al de hace un año y se sitúa en los niveles de 2016. Cuatro meses de estado de alarma han supuesto un retroceso de cuatro años en términos de paro. Esto evidencia la severidad de la crisis y pone en duda la esperada “recuperación en V”. Se observa un rebote en los indicadores, pero va a ser necesaria una recuperación sólida de la actividad para que ésta efectivamente sea así. No hay que olvidar que en agosto, más de 6.500 trabajadores siguen en ERTE y “anestesian” las cifras reales del desempleo provocado por la pandemia. La vuelta al curso escolar de miles de niños y jóvenes, sus implicaciones y la posible adopción de nuevas medidas, está generando mucha incertidumbre que vuelve a pesar sobre la actividad y la toma de decisiones, lo cual lastrará la recuperación.