Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 28 de octubre de 2020
  • Actualizado 06:28

NAVARRA

Navarra prevé una caída de ingresos al -13,3%

Como consecuencia de esta actualización, el Gobierno de Navarra ha acordado con el Ministerio de Hacienda un nuevo objetivo de déficit del 2,6%.

La cifra de previsión de caída de ingresos alcanza los 538’6 millones de euros.
La cifra de previsión de caída de ingresos alcanza los 538’6 millones de euros.
Navarra prevé una caída de ingresos al -13,3%

El Departamento de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra ha actualizado su previsión de caída de ingresos para este año situándola en un -13’3% sobre el presupuesto de 2020. En suma, tras los últimos datos de recaudación, la cifra de previsión de caída de ingresos alcanza los 538’6 millones de euros.

A su vez, esta actualización, trasladada por el Gobierno de Navarra al Ministerio de Hacienda, ha tenido como consecuencia el establecimiento de un nuevo objetivo de déficit para la Comunidad Foral, situado en el 2’6% frente al 2’3% revisable al alza acordado entre las dos administraciones el pasado mes de julio.

Esta nueva cifra de objetivo de déficit para 2020 se ha negociado entre el Gobierno de Navarra y el Gobierno de España durante los últimos meses, y supone “un importante avance” frente a la previsión inicial del objetivo de déficit del 0%, “que el Gobierno foral había cumplido en sus presupuestos 2020”, según ha afirmado la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz.

La nueva cifra de objetivo de déficit, en palabras de la consejera Saiz, “permitirá cerrar el ejercicio sin recortes ni bloqueo de partidas”.

El pasado mes de mayo, y con los datos a esa fecha, el Gobierno de Navarra cifraba la caída en un 20’2% hasta alcanzar los 818 millones de euros. Desde entonces, el mejor comportamiento de la recaudación en variables como la positiva evolución de la campaña de la renta, retenciones de trabajo, así como IVA e impuestos especiales han permitido alcanzar esta nueva cifra de previsión de caída de ingresos tributarios.

De igual modo, el Gobierno de Navarra ha enviado un mensaje de prudencia, a pesar de la mejora en las previsiones de recaudación, dada la especial situación que, a todos los niveles, está provocando la pandemia de la COVID-19.

Recaudación hasta agosto de 2020

Hoy se han dado a conocer los datos de recaudación acumulados hasta el mes de agosto. Así, la recaudación líquida de la Hacienda Foral de Navarra (HFN) se ha situado en los 2.092,2 millones de euros frente a los 2.394,5 millones ingresados en el mismo periodo del año pasado. Esto supone una caída del 12,6%, 302,3 millones menos que hace un año, y frente a un presupuesto de ingresos de 4.032,4 millones de euros, lo que significa un grado de ejecución presupuestaria del 52,0%.

Debido a los cambios en el calendario fiscal de determinados impuestos, el mes de agosto permite una primera comparación de la variación interanual acumulada experimentada por el impacto de la pandemia de COVID-19, así como una primera aproximación real a la brecha producida por la actual crisis económico-sanitaria.

En cuanto a la evolución por capítulos la recaudación líquida de los impuestos directos ha alcanzado los 1.260,5 millones de euros con un descenso interanual del 2,6%. En los impuestos indirectos ha sido de 815,7 millones de euros, habiendo sufrido una mayor contracción que se ha situado en el -24,4%. Las tasas y otros ingresos se han reducido asimismo un 25,2% hasta los 15,9 millones de euros.

Respecto al comportamiento de los principales impuestos, en IRPF la recaudación acumulada hasta agosto se ha mantenido a nivel global en importes similares al año 2019 con una ligera caída del -0,6%, respaldado por la evolución positiva de las retenciones de trabajo (+1,8%).

El impuesto de sociedades por su parte presenta caídas en todos sus componentes, siendo la más acusada la de los pagos a cuenta del ejercicio (-41,6%), y en global supone una merma del -8,3% en términos interanuales.

La recaudación por gestión directa de IVA ha descendido un -12,8%, fruto de un desfavorable comportamiento de la recaudación íntegra, con una pérdida del 8,6% y una reducción de las devoluciones del -7,3%.

Los impuestos especiales han visto asimismo reducida su recaudación por gestión directa en un -16,6%, con descensos en la recaudación de todas las figuras. Destacan por su potencial recaudatorio las rebajas en el impuesto sobre hidrocarburos, con un -20,2% y de las labores del tabaco, con un -4,0%.

Los ajustes con el Estado correspondientes al IVA y a los impuestos especiales de fabricación se mantienen en las mismas cifras del mes de junio debido a que la liquidación se realiza al final de cada trimestre.