Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 11:03

NAVARRA

Navarra presenta la tasa de paro más baja de España en un entorno muy complicado

Se espera que el último trimestre sea mejor para el sector industrial, aunque se prevé que el sector servicios será el más perjudicado por el incremento de los contagios.

Los indicadores de la Encuesta de Población Activa (EPA) muestran una mejoría en el tercer trimestre con respecto al segundo
Los indicadores de la Encuesta de Población Activa (EPA) muestran una mejoría en el tercer trimestre con respecto al segundo
Navarra presenta la tasa de paro más baja de España en un entorno muy complicado

Los indicadores de la Encuesta de Población Activa (EPA) muestran una mejoría en el tercer trimestre con respecto al segundo, pero un empeoramiento en relación al año pasado. El nivel de paro es casi un 20% más elevado y la ocupación ha caído un 3,78%. La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios espera que el último trimestre del año sea más positivo para el sector industrial, apoyado por la mejoría de la automoción, aunque los datos empeorarán para el sector servicios dado el incremento de los contagios y las medidas de confinamiento.

El número de parados aumentó en el tercer trimestre provocado por el sector de la agricultura, la construcción y, especialmente, el colectivo de personas que buscan empleo por primera vez. Por el contrario, el desempleo descendió en la industria (el sector en el que más se redujo) y los servicios, como consecuencia de la recuperación de la actividad tras los meses de confinamiento y estado de alarma. 

De manera positiva, la tasa de paro se ha mantenido relativamente estable desde que se iniciara la crisis, reduciéndose en relación al segundo trimestre al 9,94% claramente por debajo de la media nacional (16,26%) siendo, de hecho, la más baja de España. Este descenso se ha debido a un mayor incremento de la población activa. Con respecto al mismo trimestre del año pasado, la tasa ha aumentado en algo menos de dos puntos porcentuales. 

No obstante, es preocupante el incremento de la población inactiva, el nivel de desempleo (que vuelve al nivel de 2018) y el aumento del número de hogares con todos sus miembros activos en paro, que vuelve a los niveles de 2016 (tercer trimestre). 

Mientras que se espera que el último trimestre del año sea más positivo para el sector industrial, apoyado por la mejoría de la automoción, las previsiones empeoran para algunas ramas del sector servicios, dadas las nuevas restricciones motivadas por el incremento del número de contagios en Navarra, pero también a nivel nacional y en Europa. Esto supondrá un freno en la recuperación gradual esperada hace unos meses del mercado laboral.