Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 02:39

TUDELA

“Echo en falta que no haya un frente común”

Hablamos con Antonio Ullate Sebastián, de Mecacontrol, para saber cómo ve el presente y futuro de la empresa ribera en esta pandemia.

Antonio Ullate Sebastián
Antonio Ullate Sebastián
“Echo en falta que no haya un frente común”

A nivel personal, ¿cómo llevaste el confinamiento y el cambio de ritmo que supuso?

La verdad que para todo el mundo fue una sorpresa inesperada. Yo personalmente estuve entretenido y ocupado, primero haciendo bricolaje en casa, luego pegado al teléfono y al ordenador, tratando temas nuevos y desconocidos para mí, como es el sanitario, y configurando un proyecto en ello que ha supuesto dos líneas de trabajo nuevo para nuestro grupo.

¿Y ahora, en este momento de inicio de un otoño-invierno diferente?

Creo que todos estamos con una incertidumbre total. No se pueden hacer planes ni a corto, ni a largo plazo, si no el día a día es la hoja de ruta a seguir. Nosotros en el sector de automóvil y línea blanca, desde junio llevamos un camino ascendente en nuestras empresas en cuanto a pedidos pero recordar que bajamos hasta el fondo, con lo que la subida no llega ni mucho menos a los niveles de actividad de antes del confinamiento, y eso que el 2019 marcó ya una línea descendiente en nuestra actividad.

Sinceramente, creo que vamos a pasar meses difíciles, y tengo claro de que de esta situación, vamos a salir más pobres.

¿Crees que esta pandemia va a cambiar nuestro modo de vida y la forma que tenemos de entenderla y llevarla?

La pandemia va a cambiar nuestro modo de vivir sin duda y eso se está viendo, solo en unos meses.

A los que más nos está afectando es a las personas mayores, ya que estos cambios tan bruscos e inesperados en la forma de relacionarse y de interactuar con los demás e incluso con los seres más cercanos, creo que psicológicamente nos ha afectado para mal.

Los jóvenes y los que vengan después creo que tendrán que adaptarse a las nuevas circunstancias, como siempre ha pasado en la historia de la humanidad, pero la vida seguirá.

En general, ¿crees que se actuó adecuadamente desde la Administración cuando todo comenzó?

Sinceramente creo que no pensaban o no querían pensar en lo que venía, y esto hizo que la forma de actuar y acometer el problema no fuese la más adecuada.

Como pasa en familias y empresas, cuando hay un problema y no te enfrentas a él, generalmente llega el caos, y pienso que esto hubiese pasado igual a todos, indiferentemente del color que seas, y marcará mucho la forma de gestionar, para salir antes o después.

¿En qué se acertó, en qué se quedaron cortos, en qué pecaron de imprudentes o de lanzados?

Yo me dedico 24 horas diarias a que la gestión de mis empresas sea la más adecuada en cada circunstancia y momento, y quiero entender que la administración hará o lo intentará hacer de la misma forma en las gestiones que le corresponda. Habrá veces que acierte, y otras que se equivoque, como la vida misma.

Yo echo en falta que no haya un frente común pero serio y de verdad, para trabajar en dos puntos críticos, como es el sanitario y el económico.

¿Y ahora se están sabiendo resolver los retos? ¿Por qué?

No, y el motivo es que no hay unidad entre los responsables para llevarse a cabo. Se tienen que olvidar en estos momentos de siglas y colores, y centrarse pero en serio y de verdad en los problemas que de verdad demanda la sociedad.

¿Cómo ves la economía en este momento de actividad y freno simultáneo con los contagios?

Llena de incertidumbre e inestabilidad tanto en la demanda, como en la subida de absentismo no provocado y provocada por esta pandemia.

¿Y en vuestro sector en particular?

Exactamente igual, la automoción en estos momentos está recuperando niveles anteriores a la pandemia, el problema es saber si esto continuara o será solo un espejismo.

¿Cómo crees que hay que afrontar este momento y el futuro próximo?

Pienso que obligatoriamente tiene que haber un tiempo de transición. No se puede imponer o querer digitalizar, robotizar y cambiar cualquier proceso productivo de la noche a la mañana. El cambio llegará, pero como pasa en la sociedad, tiene que convivir los abuelos con los jóvenes, pues lo mismo pasa en la industria, tan importante es la experiencia de un veterano, como el conocimiento, fuerza y ganas que tiene un joven.

¿Qué ha echado en falta el empresario en este tiempo a la hora de reconocer su papel en la sociedad?

La falta de criterio en marcar un camino llano y sin piedras que facilite la andadura diaria de las empresas. Creo que con tanta información de todo, el empresario y el que no lo es, estamos aturdidos.

La motivación del empresario, no es la de reconocimientos ni fotos. Lo único que motiva al empresario es pensar en hacer cosas, crear, y sobre todo materializarlas.

¿Crees que hay demasiada burocracia para las gestiones ante la Administración?

No sé, y no soy yo quien pueda opinar de eso. Solo se que hoy se prometen muchas cosas, y por A o por B, no se cumplen, creo que la administración está pasándolo mal en estos momentos para afrontar todo que dijeron que se iba a hacer, no por ganas, si no por que no disponen del dinero suficiente para afrontarlo.

¿Cómo ves al Gobierno Foral, al central y al municipal? 

No es como lo vea yo, ya que poco puede aportar. Es como lo ven ellos y de qué manera quieren afrontar los problemas actuales. 

Yo personalmente, ya lo he comentado antes, me gustaría que se olvidasen de todo y harían un frente común sin dejar a nadie fuera para salir cuanto antes de este sinvivir.

¿Hacen un buen seguimiento del déficit que se está produciendo?

Eso son palabras mayores y tarde o temprano nos va a explotar en nuestras manos. Hay que acometer el déficit desde ya, y de la mejor manera posible y menos dolorosa para todos.

¿Están demasiado lejos administradores y administrados?

Pienso que muy lejos. Los intereses de unos no son lo de los otros, cuando los intereses de los administrados deberían ser gestionados y administrados por los administradores que cobran de los administrados.

¿La nueva Ley de Teletrabajo está bien planteada? ¿Aporta mejoras?

Hay que ser realistas y decir que esta herramienta ha sido y sigue siendo fundamental en los momentos que estamos. A corto plazo cuando esto acabe, pues no lo sé, ya que soy de la opinión que el cara a cara es la mejor manera de expresarte y de que te entiendan lo que quieres decir.

¿Qué más falta por hacer?

En cuanto a la economía, plantear y materializar consensuadamente estrategias para levantar la actividad en este país. Estrategias que sean reales de que se pueden hacer, no plantear cosas que, aunque sean necesarias y agradables de oír, no son las prioritarias en estos momentos ni para las empresas ni para la sociedad.