Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 03:21

TUDELA

“Debemos tener cautela”

Hablamos con Mario Sánchez Castro, de Aplicaciones Industriales Técnicas (AIT), para saber cómo ve el presente y futuro de la empresa ribera en esta pandemia.

Mario Sánchez Castro
Mario Sánchez Castro
“Debemos tener cautela”

A nivel personal, ¿cómo llevaste el confinamiento y el cambio de ritmo que supuso?

Supongo que como el resto de conciudadanos, con algo de resignación, pero con esperanza. En cuanto al nivel profesional la situación nos obligó a reinventarnos, especialmente porque no podíamos viajar ni por motivos comerciales y contactos presenciales con clientes, ni resolución de problemas técnicos y puestas en marcha. Tuvimos que mejorar nuestras herramientas informáticas (que por suerte ya las teníamos implantadas) y realizar puestas en marcha online así como infinidad de webmeeting, tanto con clientes como con proveedores y entre nosotros. Para todo nuestro equipo supuso un esfuerzo adicional al implementar las medidas de prevención, aforos, nuevas inversiones imprevistas, teletrabajo, protocolos de trabajo y horarios de trabajo y turnos, desinfección de instalaciones… Por suerte no nos vimos abocados a ningún ajuste de plantilla y de momento continuamos con nuestro proyecto empresarial según estaba previsto.

¿Y ahora, en este momento de inicio de un otoño-invierno diferente?

Tenemos asumido que esto va para largo (años) y estamos pensando de forma permanente en cómo adaptarnos a la nueva situación y en cómo posicionarnos de una manera ventajosa.

¿Crees que esta pandemia va a cambiar nuestro modo de vida y la forma que tenemos de entenderla y llevarla?

Sin ninguna duda va a marcar un antes y un después. Conocemos el antes pero todavía no sabemos qué vendrá.

En general, ¿crees que se actuó adecuadamente desde la Administración cuando todo comenzó?

Como es habitual, por desgracia, en nuestro querido país, se actuó y se sigue actuando tarde, de forma reactiva y sin una estrategia bien definida. La información que se da a la población no es creíble y genera desconfianza. En lugar de aportar opciones y vías de solución y consensuar las medidas, las fuerzas sociales y políticas se dedican a criticar a los demás sin otras aportaciones de valor y de esta forma con una sociedad dividida y polarizada es muy difícil avanzar.

¿En qué se acertó, en qué se quedaron cortos, en qué pecaron de imprudentes o de lanzados?

Creo que la respuesta se recoge en el apartado anterior. Yo no soy experto en estos temas, pero tengo claro que lo más importante es la transparencia en la información y avanzar juntos y esto en ningún momento se ha producido.

¿Y ahora se están sabiendo resolver los retos? ¿Por qué?

Estamos exactamente en la misma situación. La única diferencia que veo es que la población civil conoce más los riesgos y la forma de protegerse, así como las consecuencias de todo esto y espero que esto ayude a que se solucione en el medio plazo. Una vez más la sociedad civil va por delante de nuestros políticos.

¿Cómo ves la economía en este momento de actividad y freno simultáneo con los contagios?

En una situación muy delicada en especial todo lo relacionado con el turismo, la hostelería y los pequeños comercios, que en España en particular son un porcentaje muy elevado de la actividad económica.

¿Y en vuestro sector en particular?

Creo que todos los sectores se han visto y se verán afectados, pero sin duda el de alimentación tiene una mayor resiliencia para este tipo de crisis y lo está llevando mejor. De hecho todos debemos seguir comiendo.

¿Cómo crees que hay que afrontar este momento y el futuro próximo?

Con cautela, pero con esperanza ya que ante toda crisis surgen nuevas oportunidades. Debemos ser capaces de mantenernos despiertos y motivados en la búsqueda de estas nuevas oportunidades.

¿Qué ha echado en falta el empresario en este tiempo a la hora de reconocer su papel en la sociedad?

Reconocimiento por parte del resto de la sociedad, respuestas más rápida y leal de las administraciones ante todas las gestiones y facilidad de acceso a las mismas.

¿Crees que hay demasiada burocracia para las gestiones ante la Administración?

Sin ninguna duda y además creo que en épocas de crisis las administraciones hacen todo lo posible por hacer caja, en muchos casos retrasando y dificultando las gestiones habituales.

¿Cómo ves al Gobierno Foral, al central y al municipal? 

Mal, mal, muy dependiente de los otros dos.

¿Hacen un buen seguimiento del déficit que se está produciendo?

No creo que haya ningún seguimiento, simplemente están preocupados por mantener sus puestos de privilegio y tomar medidas (a veces eso quiere decir no hacer nada) que les permitan salir reelegidos y si es posible con una amplia mayoría.

¿Están demasiado lejos administradores y administrados?

En las antípodas.

¿La nueva Ley de Teletrabajo está bien planteada? ¿Aporta mejoras?

Como es habitual es una ley ambigua que deja todo al buen hacer de las partes y su entendimiento. Esto puedo provocar muchos conflictos en un futuro y poner en jaque una de las salidas que mejor han funcionado en esta pandemia. 

¿Qué más falta por hacer?

Piña, falta por hacer piña en nuestra sociedad y buscar puntos de acuerdo que nos permitan desarrollar un plan estratégico a largo plazo gobierne quien gobierne. Lamentablemente eso requiere madurez, generosidad.