Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 20 de octubre de 2020
  • Actualizado 18:36

NAVARRA

"La creación de empleo será muy superior a 800.000 puestos"

El director de la Organización Internacional del Trabajo para España, el navarro Joaquín Nieto, participó el pasado jueves en los Desayunos Empresariales de NavarraCapital.es.

Joaquín Nieto, director OIT (Foto Teresa Rodríguez García)
Joaquín Nieto, director OIT (Foto Teresa Rodríguez García)
"La creación de empleo será muy superior a 800.000 puestos"

El navarro Joaquín Nieto, director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para España, está convencido de que España, gracias a los fondos europeos, logrará crear más de los 800.000 empleos en los próximos tres años anunciados por el presidente Pedro Sánchez. "El Gobierno de España ha preferido ser conservador", subrayó en los Desayunos Empresariales de NavarraCapital.es. El encuentro, patrocinado por CaixaBank y Seat Cupra Iruña Motor, se desarrolló por primera vez vía 'streaming', a través de la web de este medio y de sus redes sociales. También contó con la colaboración de APD.

Natural de Mendavia, Nieto ofreció la ponencia ‘Vislumbrar un futuro del trabajo más prometedor en tiempos de pandemia’, en la que también analizó algunas de las conclusiones del último informe del Observatorio de la OIT. Un documento en el que se pone de manifiesto cómo, a lo largo del segundo semestre del año, pueden perderse unos 590 millones de puestos de trabajo en el mundo a causa del Covid-19. 

Durante su intervención, el director de la OIT para España hizo un análisis del mercado laboral a nivel mundial y de las perspectivas de futuro que se vislumbran en Europa y en nuestro país. "La creación de empleo en España será muy superior a los 800.000 trabajos anunciados por el presidente. Sánchez podría haber sido más audaz. No se trata de una apuesta vacía, ya que los fondos europeos existen. Será un cambio para bien del modelo productivo", enfatizó. A su juicio, el presidente de España pecó de prudente, quizás por si surgen contratiempos después en este sentido, como ya le sucediera al PSOE en el pasado. 

Nieto también resaltó que si los fondos europeos se destinan a los ámbitos previstos, como la transición energética o la digitalización, la calidad del empleo podrá mejorar. Sin embargo, puntualizó que el "balance final dependerá de cuántos se empleos se pierdan por otro lado". Es decir, "se va a conseguir salvar a muchas empresas, pero muchas otras se van a perder, y esto balanceará las cifras finales".

La situación de Navarra

Por otra parte, enfatizó que la economía navarra es "más resiliente" que otras gracias a su diversidad, al elevado nivel de capacitación de los profesionales y a su mayor oferta laboral. No obstante, dejó claro que la Comunidad foral "tendrá que adaptarse y digitalizarse", especialmente en sectores estratégicos como el agroalimentario o la automoción. "La automoción, tal y como la conocemos hoy día, tiene los días contados", vaticinó. De hecho, se corre el riesgo de que las empresas matrices, ubicadas fuera de España, dejen en nuestro país la industria del automóvil convencional, mientras en otros Estados potencian la producción de los vehículos eléctricos y autónomos: "Navarra debe estar atenta, no quedarse atrás y acompañar esa evolución". Aun así, resaltó que, para Navarra, "el futuro puede ser más prometedor" que para otras regiones.

Escudo social

La OIT prevé que, durante el cuarto trimestre de 2020, la pérdida de horas de trabajo sea del 8,6 %, lo que equivale a 245 millones de empleos a tiempo completo: "Además, el 60 % de los 3.000 empleos del mundo son informales. De modo que casi 2.000 millones de personas no tienen acceso a la protección social y, además, no cuentan con ahorros. Corremos el riesgo de sumirlos en la pobreza más absoluta. Este va a ser un punto al que nos tenemos que dedicar". 

Según Nieto, a lo largo de la pandemia se han adoptado medidas para proteger a empleados y empresas con el objetivo de mantener al máximo el tejido productivo. "En España se han hecho muchos esfuerzos en apoyo social. Tenemos una política muy sensible en este sentido. Podríamos haber sufrido un mayor desempleo, como en otros países que no han tenido esas medidas de apoyo. Casi cuatro millones de empleados y un millón de autónomos en nuestro país se han podido acoger a estas ayudas", señaló.

No obstante, puntualizó que esas ayudas no han llegado a todos los beneficiarios con la rapidez deseada. "Cuando surgen estas situaciones excepcionales, comprobamos que el sistema de la  Administración pública no está lo suficientemente dotado como para garantizar un ingreso mínimo vital a todos", remarcó.

Las cifras en este sentido resultan mareantes. Porque, a nivel mundial, se han destinado 10 billones de euros al escudo social: "Ha merecido la pena cada euro dedicado a la población. Cada punto destinado a la protección ha salvado 0,8 empleos".

Mujer y empleo juvenil

Las mujeres se han visto más afectadas que los hombres en esta crisis, "a diferencia de lo sucedido en 2008", principalmente porque los sectores más perjudicados están altamente feminizados. Lo mismo sucede con el empleo juvenil, terriblemente perjudicado a causa del Covid-19. Es más, la tasa de paro en este grupo de la población "dobla a la general", y el 40 % de los menores de 30 años carece de un trabajo: "Hay que mirar de frente al desempleo juvenil porque tiene consecuencias nefastas. De ahí la importancia de que Europa lleve a cabo políticas de desarrollo del empleo. La pandemia pasará, sin embargo quedará una crisis laboral". 

En España, concretamente, el empleo juvenil "es el primero que desaparece cuando hay una crisis, pero el primero que se activa en la recuperación". Ahora bien, para ello son necesarias inversiones y políticas activas. "Hay que reforzar las administraciones públicas de empleo, que no sirvan solo para dar prestaciones. Debe haber programas de garantía juvenil apoyados desde Europa. El 80 % de los jóvenes en España están inscritos en las oficinas de empleo, por lo que hay conocimiento sobre ellos", recalcó. Así mismo, valoró que las inversiones en digitalización y energía verde son una vía para retener el talento, aunque "hay que ofrecer actividades de interés a esas personas y en condiciones de trabajo adecuadas y dignas".

La OIT, al igual que la ONU y el FMI, han puesto de manifiesto la importancia de centrar los esfuerzos del mundo en la recuperación, porque la caída de la economía este año "va a ser brutal", por encima del 12,8%. Pero Nieto trató de lanzar al mismo tiempo un mensaje de optimismo: "No obstante, el FMI también aporta esperanza. Porque si se adoptan las medidas de inversión necesarias, este organismo estima que en 2021 podrá crecer un 7,2%". Así que "la recuperación es posible", pero sin adoptar "la austeridad extrema de otras ocasiones" 

Transición energética y ecológica 

Desde la UE se ha llegado a la conclusión, según Nieto, de que la manera de recuperar la economía es "multiplicando las inversiones". Pero de esta crisis "no se puede salir país a país". Por eso, Bruselas destinará 700.000 millones a la reactivación de la economía. "No será una acción puntual, sino que el BCE debe hacer una inversión sostenida para que todos los países puedan salir adelante. España dispondrá de 140.000 millones para esa reactivación", precisó.

La cuestión, ahora mismo, se centra en cómo enfocar dichas partidas, en un momento en que el mundo debe acometer "rápidamente" su transformación energética: "Esta transición es un 'driver' de cambios profundos, con consecuencias para el desempleo. No estamos viviendo una época de cambios, sino un cambio de época". 

En este contexto, también es fundamental que el proceso se realice de forma justa entre los países más desarrollados y los más desfavorecidos, que no se deje a nadie "tirado en la cuneta". Porque, cada año, mueren en el mundo 2,7 millones de personas fruto de sus condiciones laborales. "En diez años, habrá 500 millones de inmigrantes y el mundo no está preparado para ello. La solución está en invertir en personas y en las instituciones de trabajo, para que a esas personas no les falten ingresos ni formación", reflexionó. De modo que resulta esencial que la formación pase a ser un derecho a lo largo de toda la vida de las personas: "Hace falta una revolución de los sistemas educativos. Desde la OIT proponemos que la formación continúe también de los 26 a los 76, que toda la población sea beneficiaria de formación". 

Sin avalancha de despidos tras los ERTE

Cuestionado acerca de si la OIT prevé una avalancha de despidos en España durante los próximos meses o tras los ERTE, Nieto auguró que "algunas empresas no podrán subsistir", especialmente en el sector turístico o en aquellos relacionados con este. Pero se mostró esperanzado de que, para cuando finalicen los ERTE, el número de compañías afectadas por esta clase de expedientes se reduzca notablemente. "No es de prever una situación de despidos masivos", remató.