Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 24 de febrero de 2021
  • Actualizado 18:15

MARCHA

“La Vuelta a Navarra me sirvió para sentirme vivo como marchador”

Hablamos con Gabe Abrahams, marchador especializado afincado en Tudela que en 2020 estableció la plusmarca de la Vuelta a Navarra y Cinco Villas.

Gabe Abrahams 2020
Gabe Abrahams en una imagen de la Vuelta a Navarra y Cinco Villas de 2020
“La Vuelta a Navarra me sirvió para sentirme vivo como marchador”

Gabe Abrahams (1966), nacido en Barcelona, pero afincado en Tudela, es un marchador especializado en caminatas Multiday (varios días). En la década pasada, logró plusmarcas mundiales de Beach Walking (Caminata de Playa) y de Speed Walking (Caminata Rápida). En 2020, estableció la plusmarca de la Vuelta a Navarra y Cinco Villas. Le hemos entrevistado. 

¿Cuándo se inició en las caminatas Multiday?

Con veinte años, hice la caminata Toulouse-Lérida, pasando por la ciudad francesa de Pau. Fue una experiencia imborrable. Recuerdo el paso problemático por la frontera Francia-España…

¿Por qué? 

Se encontraba cerrado y las condiciones climatológicas eran muy malas, pero de madrugada me puse en marcha sin hacer caso a las recomendaciones. Caminé por la carretera hasta el túnel de Aragnouet-Bielsa y la frontera Francia-España rodeado de montañas nevadas, en una soledad total. Aún recuerdo aquella soledad, aquel silencio. Atravesé el túnel y alcancé el lado español, acabando en un puesto de la Guardia Civil. Los guardias se quedaron atónitos con mi estado lamentable y temeridad. Me ofrecieron una bebida caliente, me repuse y seguí. Tenía veinte años y a esa edad la percepción del riesgo es menor. 

En la década del 2000, retomó el hábito de caminar. 

Lo hice a base de caminar un buen número de kilómetros cada día y de practicar Nordic Walking, marcha nórdica. En ese deporte y en Beach Run, carreras por playa, fui un pionero, competí en las escasas pruebas de la época y batí algunas plusmarcas. 

Y, en 2014, se decantó por las caminatas Multiday. 

Sí, en enero de 2014, me retiré de los deportes citados y, desde esa fecha, me dediqué a las caminatas de varios días, es decir a las caminatas Multiday. Con 47 años, tuve conciencia de que había llegado a la edad idónea para centrarme en la especialidad. Requiere madurez y esta se alcanza con la edad. El recuerdo de la caminata Toulouse-Lérida fue clave a la hora de tomar la decisión. 

En 2015 y 2016, caminó 500 km y 500 millas (804,672 km) por circuitos de arena de las playas de la comarca del Barcelonés y de Castelldefels, en Cataluña. 

Sí. Fue muy duro y exigente. En 2015, caminé 500 km en 8 días, 14 horas y 30 minutos y alcancé las plusmarcas mundiales de 300 millas y 500 km de Beach Walking. En 2016, caminé 500 millas en 21 días y logré la plusmarca de 500 millas de Beach Walking. Me vienen a la mente imágenes de la playa de Barcelona y su incesante paso de gente hora tras hora o de las playas de Sant Adrià de Besós y Badalona con sus emblemáticas chimeneas de antiguas fábricas.

Gabe Abrahams 2017

Pero su punto culminante llegó en 2017 al caminar 1.000 millas (1.609,344 km) por un circuito situado en el Área Metropolitana de Barcelona. En 2018 repitió la distancia por Aragón. 

Correcto. En las 1.000 millas de 2017, mi media de kilómetros diaria fue de 43 km, consiguiendo un registro de 36 días y 5 horas. En las 1.000 millas de 2018, mi media de kilómetros diaria fue de 48 km, lo que me supuso un registro de 32 días y 21 horas. En ambas caminatas, utilicé la técnica de Power Walking, una variante del Speed Walking, y logré la plusmarca mundial de las 1.000 millas de Speed Walking. Si las 1.000 millas por el Área Metropolitana de Barcelona de 2017 estuvieron relacionadas con lugares urbanos, las 1.000 millas por Aragón de 2018 tuvieron una mayor relación con las carreteras vacías, los paisajes irrepetibles y el mundo rural. De las 1.000 millas por Aragón de 2018, recuerdo lugares impresionantes como Barbastro, Berbegal o los pueblos de colonos de Los Monegros.

A principios de 2020, realizó la Vuelta a Navarra y Cinco Villas. 

En la última parte de 2019, me encontraba recuperado de las caminatas de 1.000 millas, estaba en forma y tenía ganas de realizar otra gran caminata Multiday. Decidí dar la Vuelta a Navarra y Cinco Villas. La llevé a cabo entre el 28 de enero y el 6 de febrero de 2020, caminando 505 km en 8 días, 22 horas y 10 minutos. Establecí la plusmarca de la misma. Disfruté mucho atravesando lugares de gran historia y belleza como Las Bardenas Reales, Estella, Miranda de Arga, la Cabañera Real de Navarra o Tudela. 

¿Cuál es el motivo por el que decidió dar la Vuelta a Navarra y Cinco Villas, en vez de optar por otra caminata? 

Resido en Navarra desde hace tiempo. Vine a vivir a Navarra por mis antepasados. Muchos de esos antepasados por línea materna eran del antiguo territorio navarro-vasco-riojano, de familias nobles como los Díez de Tejada descendientes del Solar de Valdeosera o los Elgueta y Lasarte que fueron Parientes Mayores en Guipúzcoa. Con la Vuelta, les quise rendir un pequeño homenaje.

¿Qué más destacaría de la Vuelta? 

La Vuelta me sirvió para sentirme vivo como marchador con 53 años y para darme cuenta de que todavía tenía camino por delante. 

Todas estas caminatas requieren de un entrenamiento importante. Háblenos de él. 

Mi rutina son 20 km. al día. Cada día alterno caminar con los entrenos de Speed Walking, utilizando la técnica de Power Walking. 

¿Puede detallarnos ese entrenamiento diario? 

-Por la mañana, camino una hora. Al mediodía, hago un entreno de una hora de caminata rápida con técnica de Power Walking. Y, por la tarde, vuelvo a caminar una hora. Cuando me faltan pocos meses para una caminata Multiday, una vez por semana camino cuatro horas por la mañana en vez de una hora, con el objetivo de ir adaptándome al ritmo de kilómetros diarios que seguiré en la gran caminata. Mi entrenamiento también incorpora gimnasia, dieta, etc. 

El entrenamiento que describe es intenso. ¿Lo mantiene todo el año? 

No. El entrenamiento descrito es el que realizo en la etapa de máxima preparación. 

¿Qué es lo que más le gusta de las caminatas Multiday? 

-Estar muchos días caminando, a la vez que conoces tus límites y descubres a pie lugares de interés. Otra cosa que me gusta de las caminatas Multiday es su tradición. Surgieron en EE.UU. en el siglo XIX y marchadores como el mítico Edward Payson Weston atravesaron aquel país de costa a costa. 

¿Qué objetivos tiene de cara al futuro? 

Hay una pandemia provocada por el Covid-19, sin solucionarse por el momento, que hace difícil trazarse unos objetivos. Mi principal objetivo es luchar por mantener la forma. A medio plazo, intentaré realizar otra Vuelta a Navarra, una travesía por la Península Ibérica, etc. Hay que continuar adelante, incluso teniendo enfrente los obstáculos más difíciles.