Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 09 de abril de 2020
  • Actualizado 10:07

FÚTBOL

La Peña Azagresa cae 0-2 ante el Celta

Fin al sueño copero de los de Azagra.
CD Peña Azagresa
CD Peña Azagresa
La Peña Azagresa cae 0-2 ante el Celta

No pudo ser. Si el martes veíamos cómo la Peña Sport decía adiós frente al Fuenlabrada en el último minuto de la prórroga, ayer fue el turno de la Peña Azagresa que claudicó ante el Celta de Vigo. Tres categorías hay de diferencia entre ambos clubes, pero esta nueva Copa del Rey con un formato más bonito y entretenido, permitió que ayer Calahorra vibrase con los de Azagra. Por un día, la cercana localidad riojana se tiño de amarillo y negro y acogió a los hermanos navarros para enfrentarse a los gallegos, que llegaban con Iago Aspas, Fran Beltrán, Brais Méndez o Hugo Mallo entre otros, aunque ninguno de ellos estuvo a la altura de un soberbio Juan Hernández. 

La llegada del equipo a la Planilla no pudo ser más espectacular, parecía que llegaban a la Planilla para jugar la final de la Champions y lo cierto es que en este nuevo formato de la Copa todo son finales porque cada eliminatoria es a partido único, salvo las semifinales. Si pueden ver alguno de los cientos de videos que corren por las redes con la llegada del equipo, échenle un vistazo porque de verdad que se les va a poner la carne de gallina. 

La sorpresa en Jáen de este sábado, donde el equipo andaluz de tercera división consiguió eliminar al Alavés de Primera División, fue todo un ejemplo a seguir para la Peña Azagresa, pero también era un aviso para los vigueses. 

El partido empezó intenso y con un Celta dominador. Los amarillos, impulsados por sus más de 3.500 seguidores, se multiplicaban en el campo para defender la portería de un omnipresente Álvaro, a quien se le vio en varias intervenciones. Los navarros aguantaban como podían e intentaban mantener el muro defensivo, hasta que, cuando todos suspiraban con el descanso, llegó el 0-1 por medio de Juan Hernández. Un gol psicológico que le llaman. Instantes después llegó el descanso y la afición azagrera gritaban ¡Sí, se puede!.

El guión de la segunda parte no fue muy diferente al de la primera parte. Los navarros aguantaban de manera estoica, pero el Celta seguía intentándolo, hasta que en el minuto 68 de nuevo Juan Hernández volvía a marcar. 0-2 y prácticamente todo decidido.  Aún así los navarros no bajaron los brazos y disfrutaron del momento, incluso rozaron el gol, pero al final los vigueses se llevaron la vitctoria y el pase de ronda, mientras que los azagreses se llevaron un día inolvidable, uno de esos días que podrán contar a sus nietos. 

Y una vez terminada la copa, toca volver a la rutina porque este domingo a las cuatro y media les espera la visita del Corellano. Esta vez sí se jugará el partido en Azagra.