Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 23 de septiembre de 2020
  • Actualizado 05:35

TUDELA

IU critica el trato de favor fiscal a las centrales de Castejón

IU critica el trato de favor fiscal a las centrales de Castejón

El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Castejón ha elaborado una moción, que se presentará al próximo pleno para su debate y votación, en contra del acuerdo firmado en abril de 2008 entre el equipo de gobierno socialista de la villa ferroviaria y la empresa Hidrocantábrico, propietaria de las centrales térmicas, en virtud del cual se fijó una cuantía en concepto de contribución territorial para los próximos 20 años. Ello supone, en opinión de IU, “un trato de favor fiscal dado por el Ayuntamiento de Castejón a esta central hidroeléctrica, que no van a tener el resto de vecinos y empresas del municipio”. La cifra anual a pagar por la empresa durante las dos próximas décadas asciende a 395.000 euros por cada uno de los dos módulos que mantiene operativos en la zona industrial castejonera.

El edil de IU en Castejón, Javier Fraile, junto a la parlamentaria foral Ana Figueras y el coordinador Félix Bienzobas, no sólo denunciaron públicamente la actitud del alcalde de Castejón, Javier Sanz Carramiñana, y de su equipo de gobierno, sino que anunciaron que están dispuestos a acudir a los tribunales. “Este acuerdo hace trizas el principio de igualdad de los ciudadanos ante la ley y se sitúa abiertamente en el terreno de la arbitrariedad y el abuso de poder”, consideraron desde IU.

Para los representantes de la formación política, “es la Hacienda Foral quien debe fijar los valores catastrales y el Consejero de Hacienda quien resuelva los recursos que se presenten”. Por ello, desde el grupo parlamentario de IU se ha instado al Ejecutivo Foral a informar de su grado de conocimiento del acuerdo firmado en Castejón y a intervenir en el mismo con objeto de impedir que “se otorgue una fiscalidad a la carta a la central de Hidrocantábrico”.

Una sentencia del Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ya consideró en diciembre de 2008 que “la ejecución del convenio crearía una defraudación tributaria” y lo califica de “asombroso” y “despropósito”.