Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 14 de julio de 2020
  • Actualizado 08:18

CINTRUÉNIGO

Gran participación en la IV Edición de Desafío Cintruénigo

Gran participación en la IV Edición de Desafío Cintruénigo

Un total de 660 personas participaron en la IV edición de Desafío Cintruénigo organizada por el Ayuntamiento. Esta prueba atlética, de carácter no competitivo en las modalidades de senderismo y carrera, tenía lugar este domingo por la mañana contando con el apoyo del club ciclista cirbonero, policía municipal, policía foral, Protección Civil y Cruz Roja.

Pasadas las nueve de la mañana un total 610 senderistas partían de Los Paseos para hacer dos recorridos a elegir: el corto de 16 km. y otro más largo de 22,800 Km. Ambos, transcurrieron por caminos agrícolas de Cintruénigo hasta llegar a Fitero y continuar por parajes agrestes de esta localidad como Roscas, La Cueva de la Mora, Ospinete, para regresar nuevamente a Cintruénigo por Camponuevo.

A las 11 de la mañana lo hacían un total de 50 atletas en la modalidad de carrera también con ambos circuitos. Tanto  los participantes en senderismo como los participantes en la carrera, contaron con cuatro zonas de avituallamiento en las que los miembros de la Corporación cirbonera tuvieron un papel importante distribuyéndose por distintos puntos del recorrido. Aunque ninguna de las dos modalidades era competitiva y la mayoría tenían el objetivo de caminar y llegar, sí que en ambas hubo participantes que imprimieron un fuerte ritmo como reto personal. Así, en senderismo el recorrido largo lo finalizaban en primer lugar los cirboneros Miguel Pérez y su hija Davinia, mientras que Roberto Garcés de Corella, llegaba el primero del circuito corto. En carrera fue el vecino de la localidad riojana de Alfaro, Jordi García, el primero en hacer el circuito largo, y el cirbonero Fernando Ayala el circuito corto.

Finalizada la prueba y según los servicios de Cruz Roja, sin percances dignos de reseñar, los participantes pudieron recuperar fuerzas a base de frutas y agua en la línea de llegada. Más tarde hubo sorteos de distintos productos donados por diferentes empresas colaboradoras. Al final hubo satisfacción entre los participantes y la organización en una mañana que, si bien amenazaba lluvia, fue mejorando con una temperatura óptima para esta prueba.