Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 20 de noviembre de 2019
  • Actualizado 10:18

DEPORTES

Un gimnasio de barrio, un gimnasio muy familiar

El Shogun tiene más de 40 años de historia.

El profesor Félix Pastor en el gimnasio Shogun
El profesor Félix Pastor en el gimnasio Shogun
Un gimnasio de barrio, un gimnasio muy familiar

¿Se imaginan hacer deporte en casa, con tus amigos, con profesionales y con unas buenas instalaciones? Pues eso mismo es el Gimnasio Shogun, un gimnasio en el que sentirás que estás en tu propia casa. 

En pleno pulmón del Barrio de Lourdes, este gimnasio fue el primero que se levantó en toda la Ribera. Era el año 1978 y desde el principio la máxima del gimnasio, del club, fue clara: “ser un gimnasio de barrio, un gimnasio familiar”, nos explica uno de sus profesores, el maestro Félix Pastor. “La gente tiene que venir aquí y estar cómoda, sentirse como en casa. Esa es nuestra máxima, nuestra prioridad”, incide.

Desde hace 41 años el gimnasio está situado en la Avenida del Barrio 3. Por aquel entonces apenas eran 60 alumnos y únicamente se utilizaba la planta baja del edificio. El gimnasio nació como un club con artes marciales, judo y kárate, pero con el paso del tiempo ha ido creciendo hasta ofertar 10 modalidades deportivas diferentes y para todos los públicos, desde los 3 años y medio hasta el alumno más veterano, con 68 años. En la actualidad ronda los 300 alumnos repartidos entre artes marciales, judo, kárate, defensa personal infantil, defensa personal para adultos, gimnasia rítmica, aerobic, biogimnasia, pilates y busu, cuenta con 7 profesores y con el paso de los años han tenido que ir ampliando el gimnasio hasta llegar a usar tres plantas del mismo edificio. 

Una de las caras visibles, además del presidente Raúl Delgado, es el maestro Félix Pastor, quien lleva ya cerca de 30 años enseñando a sus alumnos. “Me gusta tratar con los niños y disfruto mucho enseñando”, cuenta. El año que viene pasará al nivel 7 dan, pero el solo piensa en sus alumnos, “yo lo que quiero es venir, dar las clases, que los niños estén contentos, que los adultos reciban un poco de mis conocimientos y no pienso en los cinturones”. 

Además, él es uno de los grandes culpables de que en Tudela y en la Ribera podamos disfrutar de cursos especiales que llegan hasta aquí. “La máxima que hemos tenido siempre es traer todo lo posible para que los riberos no tengan que desplazarse. A finales de mes, por ejemplo, tuvimos aquí un curso de kata para exámenes de cinturón negro con el maestro Eduardo Marcos”, cuenta. 

Comienzo de temporada

El día 1 empezó la competición en Pamplona con el Campeonato Navarro de Judo Sénior donde participaron seis judocas y consiguieron un total de 3 medallas, un oro y dos bronces.