Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 26 de febrero de 2021
  • Actualizado 17:22

CINTRUÉNIGO

El muro de la Tercera navarra

19-Ricardo-Viamonte-portero-del-Cirbonero-1160.jpg
El muro de la Tercera navarra

A Ricardo Viamonte (Murchante, 1988) le llegó la oportunidad de debutar en Tercera de manera precoz. “Tenía 16 años y estaba en el Aluvión”, recuerda el murchantino, que siempre fue un escalón por encima de los chavales de su edad en el club de Cascante. Más de una década después, vive en el Cirbonero el mejor momento de su carrera en la categoría. Encabeza la lista del Zamora del grupo XV de Tercera con un promedio de 0,78 goles encajados por partido. Y su equipo refrenda la solidez defensiva peleando por meterse en la fase de ascenso a 2ª B.

“Hay que ser justo. Cuando un portero está ahí arriba en la lista del Zamora es principalmente por la defensa”, se sincera el guardameta, que alaba el trabajo en la retaguardia de los Celihueta, Garbayo, Isi, Mario Jiménez, Bruno o Héctor Cambra. “Hasta ahora hemos sido uno de los equipos que menos ocasiones de gol ha permitido a los rivales y esa ha sido una de las claves de estar ahí arriba”, explica Viamonte.

Cambio de aires

Ricardo dejó el Cortes por el Cirbonero a final de la pasada campaña, tras 7 temporadas inolvidables en el equipo rojillo, con el que llegó a jugar una fase de ascenso a 2ª B y ha pasado por Preferente y Tercera. “El Cortes ha sido mi casa, a todos los que conozco en el club los considero de mi familia y todavía quedo con ellos para hacer planes. He hecho amigos de verdad y para toda la vida”, admite Viamonte, a quien el propio Cortes homenajeó en el partido que le enfrentó a su ex equipo hace unos meses.

"Cuando un portero está arriba en la lista de Zamoras es por el trabajo de la defensa"

"El Cirbonero se ha renovado mucho y creo que aún no hemos tocado techo"

Ricardo Viamonte

Portero del CA Cirbonero

En el Cirbonero, Viamonte ha encontrado un gran ambiente, muy similar al del otro equipo ribero de Tercera, y una afición volcada. “Fue Mario Zardoya quien convenció al entrenador, ‘Chicho’ Vázquez, para que me llamasen. Me salió la oportunidad y la estoy disfrutando mucho”, señala. No es para menos. El equipo marcha tercero en la clasificación, tuteando a conjuntos de entidad como Osasuna Promesas, Mutilvera o San Juan. “Hasta que tengamos opciones matemáticas, vamos a pelear por entrar en el ‘playoff’, por seguir ganando y yendo hacia arriba, y no renunciamos a nada”, dice.

Aunque el objetivo del Cirbonero quizás no era tan ambicioso a principio de temporada, lo cierto es que el conjunto blanquiazul está mostrando un nivel espectacular pese al profundo cambio que ha sufrido. “Somos 11 jugadores nuevos en la plantilla y creo que aún no hemos tocado techo y podemos dar mucho más”, comenta motivado el portero murchantino, quien además recuerda que el club de Cintruénigo tiene la “espina clavada” de haberse quedado a las puertas del ‘playoff’ en la temporada 2012-2013.