Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 09 de julio de 2020
  • Actualizado 09:28

CINTRUÉNIGO

El Cirbonero, una racha de quilates

El Cirbonero, una racha de quilates

Si las proyecciones estadísticas siguieran siempre un curso lógico, el Cirbonero iría disparado al campeonato de la Tercera navarra en este curso 2016-2017. Pero la lógica escapa a muchas facetas de la vida y especialmente al deporte. Por eso Sergio Vázquez, entrenador del conjunto blanquiazul, es prudente. "Aún queda mucha liga por jugar", recuerda. Lo cierto es que la racha de nueve partidos sin perder del compacto grupo que ha conformado el técnico ribero les hace opositar con muchos argumentos a un final de liga con alegrías reservadas para los mejores. Actualmente segundo, el equipo de Cintruénigo es sin duda el más en forma de los tres primeros clasificados.

La goleada de la pasada jornada (7-1) ante el River Ega ha elevado aún más la moral de un bloque que conoce a la perfección sus virtudes y las aplica en el campo. "Nos encontramos en una dinámica muy buena y trataremos de mantener esta regularidad. Estamos arriba por ser un equipo con mucho empaque y que da pocas concesiones al rival", explica Vázquez, el entrenador que ha crecido a pasos de gigante junto con este grupo de jugadores en las dos últimas temporadas. "El proyecto se empezó a gestar la temporada pasada y la verdad es que dio y está dando un rendimiento increíble, aunque tenemos que mantener los pies en el suelo porque queda mucho", advierte.

Para el técnico de los blanquiazules, una de las claves es la aportación de todos y cada uno de sus jugadores, disputen más o menos minutos. "Tenemos una plantilla corta en la que todos están gozando de protagonismo. Y eso va a ser importante porque necesitamos los esfuerzos de todos para llegar lo más alto posible", afirma Vázquez. La llegada de refuerzos como Javi Álvarez de Eulate, Noel Lizarbe o Adrián Miranda, entre otros, ha sumado atributos a un bloque consolidado con el paso de los años en el San Juan, con nombres como Celihueta, Garbayo, Ayala o el capitán, Isi del Río, los encargados de llevar el timón en el vestuario. "La estabilidad que nos trasmite el club también ayuda", dice el técnico.

La recta final: Iruña y Peña Sport

En la fase definitiva de la temporada, Vázquez insiste en no disparar las expectativas y seguir trabajando con mucho ahínco, sin pensar que todo el pescado está vendido. "Este mismo fin de semana vamos a jugar contra el Burladés, que lleva una buena racha y se ha colocado a tres puntos de la fase de ascenso. Futbolísticamente es una plantilla que tiene que estar arriba y aunque les ganamos en la primera vuelta con holgura fue engañoso. Ahora los resultados les respaldan y en casa solo han perdido un encuentro en toda la temporada", advierte el entrenador cirbonero.

Sobre la apretada lucha final que parece que mantendrán con la Peña Sport y el Iruña, Vázquez reconoce que lo que más le ha sorprendido del conjunto pamplonés, la revelación del curso en el grupo XV y el actual líder, es "la rapidez con la que se compactaron como bloque". "Su gran calidad me ha sorprendido menos, la verdad, porque tienen jugadores buenísimos, algunos de ellos como Santafé o Calvo que han dado ya el salto a la 2ª B en el Promesas y en el Izarra. Eso dice mucho del equipo".

Tanto el Iruña como la Peña Sport se medirán al Cirbonero de aquí a final de liga, por lo que se prevén dos partidos marcados en el calendario. Pero Vázquez no se cansa de poner la prudencia por delante. "Va a haber otros muchos partidos difíciles. Hemos elevado el nivel y quizás han subido las expectativas, pero tengo claro que debemos tener los pies en el suelo. Si seguimos así de regulares, tendremos más cerca clasificarnos para una nueva fase de ascenso. Sabemos que ese es un gran premio y luego ya veremos si llegan más", sentencia.