Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 10 de diciembre de 2019
  • Actualizado 01:11

Así empieza el año para los clubes navarros

Empieza un nuevo año y los principales equipos deportivos de Navarra miran ya más cerca el final de la temporada y la posibilidad de alcanzar sus objetivos.

Así empieza el año para los clubes navarros
Así empieza el año para los clubes navarros
Así empieza el año para los clubes navarros

Empieza un nuevo año y los principales equipos deportivos de Navarra miran ya más cerca el final de la temporada y la posibilidad de alcanzar sus objetivos. Portales de prestigio como 888Sport.es ven en ellos unos claros aspirantes a finalizar el curso con éxito. 

En Segunda División, Osasuna no ha tenido el inicio de temporada que hubiera deseado. El equipo que dirige Jagoba Arrasate cerró el año clasificado en la séptima posición de la Segunda División. Una trayectoria que si bien le sitúa en puntos de las posiciones que dan acceso al playoff de ascenso, sí que podría haber sido mejor, ya que el equipo ha reaccionado en el mes de diciembre. Tres victorias y un empate en cuatro partidos han acercado al conjunto rojillo a la zona alta de la tabla. El único objetivo marcado en verano es el de lograr el ascenso a Primera División, una categoría que dejó en 2017.

Entre sus rivales en la pelea por subir de categoría, se han colado las dos grandes revelaciones del año en la categoría de plata. El Alcorcón, que llegó a ir líder en solitario, vuelve a estar en las primeras posiciones tras un par temporadas coqueteando con el descenso. Otro de los rivales que está sorprendiendo es el Albacete, que en su segundo año en Segunda tras su ascenso hace dos campañas, está completando una gran temporada. Ha empezado el 2019 como segundo clasificado y, por tanto, en zona de ascenso directo. Los primeros partidos de este nuevo año serán claves para Osasuna en su camino hacia Primera. Se enfrenta a Cádiz, UD Las Palmas, Mallorca, Almería, Granada y Sporting de Gijón. Un recién descendido, el líder actual y otros candidatos al ascenso servirán de termómetro para medir las aspiraciones del conjunto pamplonica.

En la otra cancha del balón, el fútbol sala, el Aspil Vidal Ribera Navarra ha dejado cerrado el primer objetivo de la permanencia tras la disputa de la primera vuelta. El equipo empieza el 2019 en novena posición, con un amplio margen sobre la zona baja, y a las puertas de las ocho primeras plazas que permiten jugar el playoff por el título. El equipo dirigido por José Lucas Mena ha sumado siete victorias, un empate y siete derrotas en el primer cuadro de la competición. Un balance que le deja en una zona cómoda y con aspiraciones de finalizar el curso entre los ocho primeros clasificados. Para ello tendrá que mejorar su registro, ya que sus principales rivales por esas últimas plazas para el playoff no aflojan. 

El otro representante del fútbol sala navarro en la máxima categoría española está completando una mejor temporada. El Osasuna Magna finalizó el 2018 en una meritoria cuarta posición, metido de lleno en la zona alta. Solo los históricos FC Barcelona y Pozo Murcia son capaces de mantener una distancia respecto al equipo navarro. Su objetivo no es otro que el de finalizar la fase regular en la mejor posición y pelear por el título hasta el final.