Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 11:19

RIBERA

Un cortometraje recoge los efectos físicos y emocionales que dejó la epidemia de la polio

Kandi Álvarez, antiguo cantante del grupo Piskerra, dirige este audiovisual que repasa en primera persona las secuelas que lleva padeciendo dese los 9 meses.

Kandi Álvarez lleva padeciendo esta pandemia dese los 9 meses
Kandi Álvarez lleva padeciendo esta pandemia dese los 9 meses
Un cortometraje recoge los efectos físicos y emocionales que dejó la epidemia de la polio

‘080 la enfermedad de la vergüenza’ es un cortometraje musical producido por Medusa y dirigido por Kandi Álvarez, autor del texto y la composición musical, que en su día fue cantante del grupo Piskerra que funcionó por la geografía navarra allá por los maravillosos años del Rock Radical, un grupo ribero que dejo 4 discos de cierta importancia.

Medusa en directo color

El audiovisual cuenta con la colaboración de la compañía de Teatro Zona Zàlata, Christophe Sion a la filmación y Ovidi Alvarez coreografía y danza. Esta propuesta es un repaso, en primera persona, por los efectos físicos y emocionales que dejó la epidemia de la polio. En su caso, Kandi Álvarez lleva padeciendo sus secuelas desde los 9 meses. 

Z. Zàlata y Kandi

La pieza nace del ejercicio de armonización de los ruidos mecánicos que emiten diferentes instrumentos de diagnóstico clínico, estos dan la tonalidad musical y el ritmo del proyecto. 

El pasado 24 de octubre se celebró el Día mundial contra la polio, y Medusa aporta este audivisual que a la espera de presentarla en escena, se puede visionar en Youtube.

En todo caso nos gustaría que “Dada la situación de esta nueva pandemia, recordemos hechos anteriores a fin de poder mejorar nuestro futuro y consideremos el arte y la cultura como una de las mejores maneras de preservar nuestra salud”, han recopilado desde Medusa.

La poliomielitis y el sindrome post-polio

La poliomielitis se cebó de forma virulenta en la infancia de un número indeterminado de niños de España entre los años 1950 y 1964, posteriormente continuaron los brotes aunque con menor incidencia. 

El Instituto de Salud Carlos III elaboró un informe que determinó 35.000 enfermos oficiales de polio. Una cantidad mínima, ridícula, que destapó el interés franquista en no registrar los casos, esta insistencia en la ocultación de datos llegó al punto de otorgar a la poliomielitis el dudoso honor de ser la primera enfermedad que abandona su nombre para ser sustituida per el código en la Clasificación Internacional de Enfermedades: la enfermedad 080. Diferentes asociaciones han solicitado que se haga un censo fiable y se emprendan medidas públicas de ayuda. Otros autores indican que la cifra de afectados se podría ampliar hasta los 200.000. 

080 la enfermedad 1

Aunque la vacuna en sus dos variantes era de sobra conocida; la Jonas Salk, una vacuna inyectable de virus inactivos y la de Albert Sabin, una vacuna de virus atenuados (conocida como la del azucarillo); en España no se realiza una campaña de vacunación masiva y gratuita hasta 1963. El régimen, actuó frente a esta amenaza de manera negligente a raíz de las permanentes batallas internas entre la falange, que controlaba el Seguro Obligatorio de Enfermedad (SOE) y el ejército con la Dirección General de Sanidad (DGS); dejando, en consecuencia, un elevado grupo de personas con una supervivencia plagada de dolor. 

Esta generación de afectados de poliomielitis es conocida como "niños de la polio”, con un vergonzoso número de afectados desconocido (de 35.000 a 200.000), cuya identidad quedó condicionada y categorizada en torno al concepto de la discapacidad, la minusvalía y otras definiciones igualmente invalidantes. 

La OMS declaró erradicada la polio en la región europea en 2002 pero, debe quedar claro, no de las secuelas discapacitantes que la enfermedad dejó en quienes la padecieron. 

Este cortometraje musical es el reencuentro del artista con su pasado, pero a su vez también quiere ser un espacio de reflexión; hoy los supervivientes de la polio estamos padeciendo el ocultamiento de las secuelas de aquella pandemia. Vemos como decae con celeridad nuestra resistencia física, actos sencillos como levantarse de una silla requieren un esfuerzo y concentración elevados, reaparecen dolores olvidados, pérdidas de equilibrio, y el frío interno, todo bajo un nuevo nombre “síndrome post-polio”. Un síndrome lento para el que no se conoce tratamiento. 

En estos momentos, en los que nos enfrentamos a una nueva pandemia (COVID19), pensar el pasado, resarcir el dolor y las injusticias causadas son más que una necesidad, una obligación moral. 

080 la enfermedad 3

Medusa 

Es una propuesta de larga maduración. Recoge la evolución musical de sus componentes y la pone al servicio de un proyecto colectivo que transita por las fronteras de diferentes estilos musicales. Es en los intersticios del inquietante y rico espacio compartido entre el jazz, el rock, el pop y la canción de autor donde encuentra Medusa sus propuestas. Temas con una voz colectiva, construida a partir de 5 visiones personales: Isidre Sans, Bajo electrico; David Rincón, Percusión; Javier Bofarull Clarinete y saxo; Joan Ramos, guitarra; Kandi Álvarez, guitarra y voz.

Medusa en directo