Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 02:27

El Sistema de Riego de Bardenas inicia la campaña sin cupos pero dependiente de la meteorología y el deshielo

Lo que llevamos de año hidrológico se caracteriza por marcados contrastes en las aportaciones acumuladas mensuales.
Obras en el embalse de Yesa
Obras en el embalse de Yesa
El Sistema de Riego de Bardenas inicia la campaña sin cupos pero dependiente de la meteorología y el deshielo

El Sistema de Bardenas comienza la campaña 2019-2020 de momento sin reparto de dotaciones o cupos y con una reserva hídrica total del  87%, a diferencia de la campaña pasada que empezó con cupos y con una reserva hídrica del 64%. En cuanto a la nieve, a fecha 1 de marzo existe una reserva teórica de 84 Hm3 en la cuenca del río Aragón; estas reservas de nieve son claramente inferiores al promedio de los cinco últimos años que se sitúan en 191 Hm3 y a los 99 Hm3 del año pasado.

El volumen de reserva actual del embalse de Yesa asciende a 406 Hm3 (91% de su volumen total), mientras que el año pasado era de 277 Hm3 (62%) que recordemos que correspondía a nivel de Prealerta según los umbrales de sequía establecidos en el Plan Especial de Sequía establecidos por la Confederación Hidrográfica del Ebro. Esta reserva actual supone una dotación de riego de 3.730 m3/Ha, datos en todo caso alejados de los regadíos consolidados que se sitúan entorno a los 9.000 m3/Ha.

Lo que llevamos de año hidrológico se caracteriza por marcados contrastes en las aportaciones acumuladas mensuales; esto es, ha tenido lugar meses claramente húmedos como noviembre y diciembre (8º y 1º más húmedo de la historia respectivamente) y meses secos como octubre, enero y febrero (claramente por debajo de la media).

La campaña de riego se inicia hoy día 4 de marzo, según se ha establecido en la Junta de Gobierno de la Comunidad General de Regantes del Canal de Bardenas celebrada esta mañana.

Una vez más, mientras la obra del recrecimiento del embalse de Yesa no esté terminada, la campaña de riego nuevamente dependerá de la meteorología y del deshielo de la nieve.