Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 23 de octubre de 2020
  • Actualizado 10:33

FUSTIÑANA

Más de dos centenares de nogales son plantados en Fustiñana

Desde la Concejalía de Cultura de la localidad ha salido esta iniciativa para potenciar las nueces de Fustiñana, especialmente durante las fiestas de la Virgen de la Peña que se celebran en noviembre. 
Plantación de nogales en Fustiñana
Plantación de nogales en Fustiñana
Más de dos centenares de nogales son plantados en Fustiñana

Hace unas semanas se plantaron en Fustiñana 225 nogales de la variedad Chandler y Fernette en una extensión de 1,4 hectáreas en las parcelas de la Barca, que pertenecen al Ayuntamiento de Fustiñana.

Esta iniciativa parte desde la Concejalía de Cultura de la localidad, con Estíbaliz Laraña a la cabeza. Un proyecto que además ya estaba en mente del actual alcalde, Sergio Vitas, en el que se pretendía la creación de la marca 'las Nueces de Fustiñana'. Estíbalaz Laraña Pérez, concejal de Educación, Cultura y Turismo del Ayuntamiento, ha conseguido hacer realidad el proyecto de que Fustiñana produzca sus propias nueces y para llevarlo a cabo ha contado con la ayuda de Javier Arrondo Lahera, Depositario de la Virgen de la Peña 2019, y con los concejales de Agricultura Luis Ochoa y Félix Floristán. El proyecto ha corrido a cargo de Alfonso López-Vivié, Biólogo encargado del área de palnta de Semillas y Plantas Lastón.

La estimación es que dentro de 5 ó 6 años, estos nogales estén en plena produccion y que de cada árbol se pueda obtener una media aproximada de 30 kilos de nueces.

Las Fiestas de La Virgen de La Peña se desarrollan el tercer domingo de noviembre y uno de los eventos más singulares y característicos de ellas es el tradicional lanzamiento de “las nueces de Fustiñana”. Tras el encendido de la hoguera, 1.200 kg de nueces son lanzadas desde los balcones del Ayuntamiento en un acto que data desde el año 1840. Laraña continúa trabajando para que Gobierno de Navarra declare estas fiestas de interés turístico regional, dado que es un acto único en Navarra.

Esta es una de las muchas ideas que quieren ir poniendo en marcha en torno a la “marca tan fustiñanera”, para lograr que su fama se vaya extendiendo más allá de nuestras fronteras y consiga ser un activo turístico, económico y cultural que beneficie a Fustiñana y a toda la Ribera.

Los vecinos de Fustiñana esperando el lanzamiento de nueces