Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 19 de abril de 2021
  • Actualizado 15:39

RIBERA

Limitar el desperdicio alimentario

Es lo que promueve el proyecto de la UE, FOODRUS, en el que participa Consorcio Eder.

desperdicio alimentos basura malgastar comida
FOODRUS busca abordar estos desafíos creando sistemas alimentarios resilientes en nueve regiones europeas
Limitar el desperdicio alimentario

Coordinado por la Universidad de Deusto y compuesto por 29 socios de 10 países europeos diferentes, el proyecto FOODRUS tiene como objetivo limitar las pérdidas y el desperdicio de alimentos y promover la eficiencia de los recursos en todas las etapas de la cadena de valor agroalimentaria.

Las cadenas de valor agroalimentarias, desde la producción primaria hasta el consumo y la eliminación de residuos domésticos finales, son notoriamente ineficientes. A nivel mundial, un tercio de todos los alimentos producidos se pierde o desperdicia, y solamente en Europa este desperdicio cuesta a la economía 143.000 millones de euros cada año.

Un proyecto europeo recientemente lanzado, FOODRUS, busca abordar estos desafíos creando sistemas alimentarios resilientes en nueve regiones europeas. Para lograrlo, el proyecto probará 23 soluciones circulares a través de diversas formas de innovación colaborativa, que inciden en distintos ámbitos: tecnológico (soluciones blockchain para gestionar las pérdidas y el desperdicio de alimentos), social (materiales educativos y actividades de ciencia ciudadana para promover hábitos de consumo sostenible), organizacional (redes de última milla para fomentar el consumo local y la donación), y fiscal (nuevos esquemas 'Pay As You Throw').

Tal y como explica Ainhoa Alonso Coordinadora FOODRUS de la Universidad de Deusto: "Estas soluciones innovadoras empoderarán e involucrarán a todos los actores en los sistemas alimentarios locales, desde los agricultores hasta los consumidores finales y todos los que están en el medio, para construir una alianza de múltiples actores para 

FOODRUS probará estas soluciones en tres proyectos piloto: uno español interregional centrado en verduras y ensaladas preparadas; uno danés concentrado en carne y pescado; y un piloto eslovaco que analiza la cadena de valor del pan.

Para promover la replicabilidad de las soluciones probadas, FOODRUS también preparará conjuntos de herramientas de buenas prácticas e involucrará a seis regiones europeas como 'Seguidores': Valencia (España), Cluj-Napoca (Rumania), Budapest (Hungría), Linz (Austria), Plovdiv (Bulgaria) y Halandri (Grecia).

El proyecto FOODRUS ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea y se desarrollará desde 2020 hasta 2024. Junto a AIN, Consorcio Eder y Florette, participan en este proyecto 26 entidades más, provenientes de 10 nacionalidades europeas diferentes, entre las que destacamos las que colaboran en el proyecto piloto español: Basque Culinary Centre, Hazi, Eroski, Correos, Ayuntamiento de Zamudio, Elika y el líder del proyecto, la Universidad de Deusto.

Información clave sobre el proyecto: 

  • Tema: RUR-07-2020 
  • Coordinador: Universidad de Deusto 
  • Duración: 3,5 años 
  • Presupuesto: más de 6 millones de euros.