Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 23:23

NAVARRA

El Gobierno de Navarra y el Estado aprueban licitar la redacción del proyecto de la Segunda Fase del Canal

El Consejo de Administración de CANASA decide que el caudal de inicio en Pitillas, de acuerdo con lo establecido en el Plan Hidrológico, será de 20 m3/s.

El Gobierno de Navarra y el Estado aprueban licitar la redacción del proyecto de la Segunda Fase del Canal

Los representantes del Gobierno de Navarra y del Gobierno del Estado en el Consejo de Administración de la sociedad mercantil estatal Canal de Navarra SA (CANASA) han aprobado la licitación del proyecto de la Segunda Fase del Canal de Navarra. Se ha establecido que para el desarrollo de los trabajos y, de acuerdo con el Plan Hidrológico del Ebro aprobado en 2015, el caudal transportable en el punto de inicio de la segunda fase del Canal, en Pitillas, deberá ser 20 m3/s en lugar del inicial de 24 m3/s contemplado en el proyecto de 1990. 

Los vocales del Gobierno de Navarra en el Consejo de CANASA han valorado positivamente que en el pliego de bases para la contratación de la redacción del proyecto se hayan incluido los estudios realizados en 2016 por parte del Gobierno de Navarra para la "Definición de alternativas para las necesidades de riego (fases 1, 2 y 3) y abastecimiento de agua de boca e industria (fases 1 y 2) en la Ribera" elaborados por INTIA y por NILSA. Asimismo consideran que se trata de unos pliegos muy abiertos en los que se van a valorar todas las posibilidades técnicas –canal abierto, tubería soterrada o doble tubería-, que deberán ser presentadas en un plazo de seis meses desde la formalización del contrato. 

El presupuesto de licitación acordado para la redacción del proyecto asciende a 1.943.865 euros. En la sesión de hoy también se ha acordado que se informará trimestralmente al Consejo de Administración de Canasa del desarrollo del contrato. 

El proyecto, que deberá estar redactado en un plazo de 18 meses, tiene como objetivo poner en riego hasta 21.522 hectáreas, además de mejorar el suministro doméstico e industrial de diversas poblaciones de la Ribera. Para ello, se va a construir una conducción de unos 70 km de longitud y 20 m3/s de caudal en origen, que, partiendo del canal actual en el término municipal de Pitillas, finalizará en Ablitas. Además del canal principal se ejecutará un ramal para regar la zona del río Alhama, que terminará entre Cintruénigo y Corella. 

Los trabajos incluyen un estudio de alternativas que deberán evaluar distintas soluciones constructivas. Se tendrán en cuenta para su elaboración el Anteproyecto redactado y los estudios llevados a cabo recientemente por el gobierno foral.

La actuación en todo caso prevé la ejecución a lo largo del trazado de 11 tomas para la puesta en riego de las correspondientes zonas y de dos balsas de regulación, una en el origen, en Pitillas, y otra en la zona final, en el entorno de los Montes del Cierzo, en Tudela.

Compromiso del MAPAMA

Con la aprobación de la redacción del proyecto, el MAPAMA cumple con el compromiso anunciado por la ministra, Isabel García Tejerina, de llevar todo el agua posible a la Ribera, dando respuesta a las demandas de abastecimiento de las poblaciones como a los regadíos, y generando así oportunidades de desarrollo, empleo y riqueza en Navarra, tal y como ya se hizo con la primera fase del Canal.

La actuación completa tiene como objetivo la transformación en regadío de 59.160 hectáreas, el abastecimiento urbano e industrial del 60% de la población y la generación de energía eléctrica suficiente para cubrir el 6,5% del consumo de Navarra.

Hasta la fecha, la primera fase del Canal ha permitido la puesta en riego de 22.336 hectáreas distribuidas en más de 20 términos municipales, a las que hay que añadir otras 15.275 hectáreas pertenecientes a 15 municipios como resultado de las obras de ampliación de esta primera fase.