Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 17 de noviembre de 2019
  • Actualizado 08:43

CASTEJÓN

El mejor rosado de Navarra tiene alma castejonera

Las Bodegas Marqués de Montecierzo repiten premio de la DO Navarra con su 'Emergente' y se apuntan al crecimiento de esta modalidad de vino a nivel nacional e internacional.

Instalaciones de las Bodegas Marqués de Montecierzo, en Castejón (marquesdemontecierzo.com)
Instalaciones de las Bodegas Marqués de Montecierzo, en Castejón (marquesdemontecierzo.com)
El mejor rosado de Navarra tiene alma castejonera

En la finca La Sarda, en Castejón, se respira a veces la fuerza del cierzo. Allí, entre viñas, crecen las uvas de las variedades garnacha y caubernet sauvignon que conforman 'Emergente', el considerado Mejor Vino Rosado de la DO Navarra por segundo año consecutivo. Una creación de las Bodegas Marqués de Montecierzo, cuyo responsable, Joaquín Lozano, se muestra orgulloso de la consolidación de este vino. "Desde nuestra humildad, repetir de nuevo el galardón nos motiva y nos muestra que tenemos algo que decir", señala.

Nacida en 2002, la bodega familiar se ubica en la antigua Harinera de Castejón, un edificio que data de 1900. Trabajan el tinto, el blanco, el rosado y producen un vermut casero que adquiere sus matices propios durante 4 años en barrica de roble. Esos matices sustentan lo genuino y lo definitorio de cualquier vino, como explica Lozano. "Somos artesanos puros, intentamos aportar esos matices diferentes, a través de cultivo ecológico, la no utilización de herbicidas o abonos", afirma.

Históricamente, al rosado se le ha considerado un vino de segunda división, cuando precisamente lo que se extrae para su elaboración es la mismísima flor de la uva, destaca Joaquín Lozano

'Emergente', un vino de vendimia nocturna, es afrutado, alegre, dibuja un agradable tono azulado y se elabora a partir del sangrado natural de la uva. Un proceso que desmitifica todas las ideas preconcebidas sobre los vinos rosados que aún a día de hoy existen entre algunos consumidores. "Históricamente, al rosado se le ha considerado un vino de segundo división, cuando precisamente lo que se extrae es lo primario, la flor de la uva", destaca Lozano.

Según el responsable de Marqués de Montecierzo, la apuesta que desde hace años mantiene la DO Navarra por el rosado no es casual. "Su consumo aumenta, a nivel de Europa, en Estados Unidos... y también dentro de nuestras fronteras. Hay que tener en cuenta que para un publico de perfil joven es un producto más fácil de beber, que les introduce en el mundo del vino desde un concepto más fresco y no necesariamente ligado a comer opíparamente", remarca Lozano.

"Los gurús del vino se han dado cuenta de que, además, el rosado puede incluso ser más complementario en las comidas que un tinto o un blanco", añade el gerente de Bodegas Marqués de Montecierzo, quien destaca que Francia, referente histórico en la producción de rosado, ya ha abierto camino en la puesta en valor de esta modalidad. 

Semanas intensas

Este mes de marzo está siendo intenso para las bodegas castejoneras. No solo están de enhorabuena por su premio del Consejo Regulador -al que hay que sumar uno de ls galardones de Mejores Tintos Madera con su 'Merlot Selección 2014'- sino que además se han dejado ver por la prestigiosa Feria Prowein de Düsseldorf (Alemania) y el II Congreso Internacional del Vino Rosado, celebrado recientemente en Peñafiel (Castilla y León). "Estamos muy contentos de haber podido ejercer de ponentes en este congreso", sentencia Lozano.