Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 15 de abril de 2021
  • Actualizado 03:39

TUDELA

Comedores seguros con Gourmetfood

Esta empresa ribera incorporó en sus Protocolos de Actuación en los comedores medidas para reducir las concentraciones de estas pequeñas gotas que permanecen en aire, después de respirar, hablar o toser.

Medidor CO2 en las escuelas
El control del nivel de CO2 (Dióxido de Carbono) es útil para saber si un lugar está lo suficientemente ventilado y puede ser clave para evitar la propagación del virus de la Covid-19
Comedores seguros con Gourmetfood

Gourmetfood es un equipo de personas comprometidas con su trabajo y con una amplia experien- cia en el sector de la restauración y el catering.

Conscientes de la importancia de los aerosoles como factor que incrementa el riesgo de contagio de COVID-19, Gourmetfood incorporó en sus Protocolos de Actuación en los comedores medidas para reducir las concentraciones de estas pequeñas gotas que permanecen en aire, después de respirar, hablar o toser.

Estas actuaciones para reducir los aerosoles se sumaban a las medidas fijadas en cuanto a distancia de seguridad, mascarillas, grupos de convivencia, desinfecciones y gel que estaban más enfocadas a reducir el contagio por contacto.

En Gourmetfood se realizó formación y se compraron medidores de partículas y CO2 para poder establecer criterios objetivos de ventilación de las salas ya que según estaban demostrando lo estudios, los aerosoles, son una forma más de contagio del COVID. 

Gourmetfood realiza en los comedores de centros escolares y empresas mediciones de partículas y CO2 ya que, si no hay una buena ventilación que elimine el CO2 tampoco se van a eliminar los aerosoles. En caso de que no sea posible mejorar con la ventilación natural realizan informes con alternativas para las APYMAS con otros medios mecánicos, filtración, etc. 

Han realizado las pruebas en colegios de Tudela, CP Griseras, CP Huertas Mayores, CP Elvira España y otros 20 centros de la Ribera de Navarra.

Abrir puntualmente las ventanas o mantenerlas abiertas puede no ser suficiente, hay que hacerlo de forma que ayude a reducir las concentraciones de CO2 sin generar un exceso de frío el cual produce incomodidad y otros problemas a los usuarios, por lo que merece la pena estudiar cada caso para conseguir el resultado óptimo.

La calidad del aire es siempre un factor muy importante para la salud y desarrollo de las personas. Especialmente para los niños por lo que estas medidas son, además, una oportunidad para establecer hábitos y prácticas que redundarán en el beneficio futuro de los niños y trabajadores una vez el COVID no sea la mayor preocupación.