Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 08 de julio de 2020
  • Actualizado 04:18

ARAGÓN

Aragón pone facilidades al sector agroalimentario

El Gobierno de Aragón ha facilitado la incorporación de temporeros a la campaña de fruta, permite el control de las poblaciones cinegéticas y ha comprometido un calendario de pagos para el apoyo del sector agroalimentario.

El consejero Olona se reúne con el sector agroalimentario
El consejero Olona se reúne con el sector agroalimentario
Aragón pone facilidades al sector agroalimentario

El consejero Olona, en la reunión mantenida con los representantes del sector agroalimentario aragonés, ha anunciado que los departamentos de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente y el de Economía, Planificación y Empleo preparan una orden conjunta con el propósito de mejorar la eficacia del Real Decreto Ley 13/2020, de 7 de abril del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, por el que se determinan medidas urgentes en materia de empleo agrario, adaptando su aplicación a la realidad territorial y demográfica aragonesa.

El apartado 2 del artículo 2, del citado Real Decreto-Ley, establece que podrán beneficiarse de las medidas de flexibilización contempladas por el mismo las personas cuyos domicilios, o lugar en el que pernocten temporalmente, estén en el mismo término municipal o limítrofes que el lugar de trabajo. Dado que las Comunidades Autónomas pueden ajustar este criterio, la Orden anunciada, atendiendo a la realidad territorial y demográfica de Aragón, permitirá extender las medidas de flexibilización en la contratación de temporeros al conjunto de la Comunidad Autónoma, con independencia del municipio de residencia habitual o temporal del trabajador y del municipio donde se ubica el lugar de trabajo.

Entre las medidas de flexibilización se incluye la compatibilidad de la prestación por desempleo y otras prestaciones de carácter social o laboral, así como la posibilidad de que se acojan las personas migrantes cuyos permisos de trabajo concluyan entre la declaración del estado de alarma y el 30 de junio de 2020.

Cada organización agraria ha puesto en marcha su propia bolsa a la que se van inscribiendo los interesados. Por su parte, el INAEM está gestionando las ofertas de empleo que le hacen llegar los empresarios a través del procedimiento habitual. El empresario presenta su oferta en la oficina de empleo que le corresponde por vía telemática (email o teléfono) y desde el INAEM se procede tanto a difundirla como a buscar en su base de datos perfiles que cumplan con los requisitos.

Asimismo, el consejero Olona ha anunciado que el Gobierno de Aragón contempla la posibilidad de poner a disposición del sector el transporte escolar con el propósito esencial de que los trabajadores puedan ir y volver en el día desde su domicilio a las explotaciones frutícolas. Este servicio se ofrecerá preferentemente a las Organizaciones de Productores de Fruta y Hortaliza (OPFH) y sus socios “por ser las entidades que más y mejor contribuyen a la concentración de la oferta, un objetivo si cabe más importante ahora que nunca”.

El consejero también ha comprometido la ayuda del Gobierno de Aragón para el suministro de Equipos de Protección Individual al sector agroalimentario, que ya se ha iniciado esta misma semana con la distribución de 50.000 mascarillas a través de las cooperativas (FACA) y la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón (AIAA).

Olona ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y comprensión del sector ante la prioridad sanitaria que a todos nos obliga el vigente estado de alarma y las inevitables dificultades a las que el COVID-19 exige hacer frente “asumiendo que no va a ser una campaña normal”.

Se estima que el pico en la contratación de temporeros se dé entre el 15 de junio y el 15 de julio, cuando se necesitarán alrededor de 15.000 trabajadores.

Medidas de control de las poblaciones cinegéticas

El consejero ha anunciado la inminente publicación en el BOA de una Orden por la que se establecen medidas de control de poblaciones cinegéticas que generan daños agrícolas y riesgos de diversa índole durante el estado de alarma.

“La actividad cinegética expresamente orientada al control poblacional de las especies cuya sobrepoblación ocasiona daños agrícolas graves, supone amenazas sanitarias relevantes para la ganadería o conlleva riesgos apreciables para los ciudadanos y los ecosistemas; no cabe considerarse como una mera actividad recreativa ni deportiva, sino que, en el contexto del COVID-19 y una vez superado el primer mes de estado de alarma, constituye una actividad que debe formar parte de las expresamente declaradas como esenciales, por su repercusión en la cadena alimentaria o la propia seguridad ciudadana”, ha manifestado Olona.

La Orden permitirá reanudar los controles poblacionales de jabalí, conejo, corzo, ciervo y cabra montés mediante la acción cinegética y conforme a las disposiciones de la Orden DRS/632/2019, de 27 de mayo, por la que se aprueba el Plan General de Caza para la temporada 2019-2020, así como del Decreto Ley 9/2019, de 8 de octubre, del Gobierno de Aragón, por el que se adoptan medidas extraordinarias y urgentes para el control de la población silvestre de conejo común en Aragón. La aplicación de la Orden exige una declaración responsable del alcalde sobre la gravedad de los daños y riesgos ocasionados en el municipio afectado.

En ningún caso podrán formarse grupos de más de dos personas, cumpliendo siempre las condiciones y recomendaciones de las autoridades sanitarias en materia de distanciamiento social y de equipos de protección personal, así como las limitaciones y condiciones vigentes en materia de transporte o cualesquiera otros ámbitos de aplicación. La orden solo es aplicable a cazadores que residan en la Comunidad Autónoma de Aragón.

Calendario de pagos de la PAC

La reunión también ha servido para comunicar a los representantes del sector agroalimentario aragonés el calendario mediante el que el consejero quiere “trasladar certidumbre en un escenario tan incierto como el que ahora nos toca vivir con esta emergencia sanitaria”. En relación con las fechas de pagos de la PAC, Olona ha vuelto a insistir en “que los pagos de la PAC están garantizados y que se efectuarán con mayor celeridad y eficacia si cabe”.

Entre el 27 de marzo y hoy mismo se han pagado 46,3 millones de euros, en la última semana de abril se pagarán 7,5 millones de euros y entre mayo y octubre se liquidarán las ayudas directas de la PAC 2019 con el pago de 16 millones de euros.

En la última semana de octubre se pagará el anticipo de las ayudas directas de la PAC 2020 por importe superior a los 200 millones de euros, que se completará con otro pago complementario de más de 100 millones de euros antes de final de año.

Consecuentemente, de aquí a final de año se garantiza el pago de más de 370 millones de euros con cargo a los pagos directos de la PAC, destinados al apoyo de las rentas de los agricultores, a los que se sumarán no menos de 100 millones de euros correspondientes al resto de ayudas destinadas al sector agroalimentario (modernización y jóvenes, regadíos, agroindustria y otras) que gestiona el Departamento y cuya tramitación puntual y eficaz también ha quedado comprometida.

El sector agroalimentario ante la crisis del COVID-19

Olona y su equipo han valorado, junto a los representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias, de las Cooperativas y de la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón, las perspectivas sector agroalimentario aragonés ante la crisis del COVID-19. La previsible caída de la demanda global tendrá efectos necesariamente negativos sobre un sector agroalimentario de fuerte orientación exportadora como es el aragonés.

fichero-1.imagenes_20200417_101350_5348b817#2E#jpg

“Ahora más que nunca es preciso reforzar la protección del modelo familiar mediante una gestión eficaz de las ayudas de la PAC destinadas al apoyo de la renta de los agricultores. Pero también es imprescindible apoyar la competitividad de la agroindustria para que Aragón mejore incluso su posición en la competición internacional que, sin duda, se recrudecerá tras la crisis”, ha asegurado el consejero.

Olona ha recordado que las empresas agroalimentarias, ya sean cooperativas o de otra naturaleza jurídica, también pueden beneficiarse de las ayudas financieras destinadas a las PYME por el Gobierno de España y el propio Gobierno de Aragón.

En relación a los huertos, el consejero ha explicado que en este momento solo se puede ir al huerto cuando esté vinculado a su actividad laboral -no como actividad de ocio o autoconsumo-por las limitaciones en la movilidad exigidas por el Gobierno central durante el estado de alarma y confía que esta consideración se tenga en cuenta a medida que se vayan flexibilizando las limitaciones de movilidad.